Creepshow (1982), 5 historias para divertirse pasando miedo.

En realidad no recuerdo cuando ví “Creepshow” por primera vez, pero si que recuerdo lo fundamental: eran los 80 (el 86 o el 87), y ví la película solo siendo un niño/adolescente y era de noche. ¿El resultado?, pues que pasé un mal rato a pesar de que me divertí bastante, mezcla de sensaciones que para mi fue algo nuevo y el principal atractivo de “Creepshow“, el combinar el terror puro y duro con ciertas dosis de comicidad. Como no pretendo ser objetivo ni hacer ningún tipo de análisis sesudo sobre la película porque para eso ya hay muchas webs y blogs mejor escritos que este y más centrados en los datos, vamos al ajo de “Creepshow” y porque debeis ver esta película los que no lo hayais hecho o revisarla los que la vierais hace mucho tiempo.

En “Creepshow” tenemos cinco historias cortas de terror con estética de comic retro y algo de humor.

Poster de la película CreepshowCreepshow” se estrenó en 1982 y fue dirigida por George A. Romero, mundialmente conocido por ser el director de “La noche de los muertos vivientes”. Tuvo un presupuesto de unos 8 millones de dolares de la época y recaudo 20 millones solo en USA, así que puede decirse que la película fue un éxito comercial. ¿De qué trata “Creepshow”? La película es un conjunto de historias cortas que tienen en común una historia central que tiene protagonismo al inicio y al final: un padre sorprende a su hijo leyendo un comic de Terror, “Creepshow”, le echa la bronca por ello, y le dice que lo que lee es una basura y que está castigado. El niño, que se siente mal porque no puede leer su comic de terror favorito, comienza a reir cuando una figura cadaverica, el guardian de la cripta, aparece ante su ventana, y entonces comienzan las historias que componen “Creepshow”, que van saliendo del comic que el padre ha tirado a la basura.

Todas las historias que componen la película fueron escritas por Stephen King, si si, el famoso escritor de terror, adaptando historias de los comics de la editorial EC, que sirvieron de inspiración para la película. La EC fue una editorial que durante los 40 y 50 editó muchisimos títulos de comics de terror y ciencia ficción que influenciaron a toda una generación. ¿Recordais el comic “Creepy”, que se publicó en España en los 80?. Pues los comics de la editorial EC fueron el germen de aquello.

Si veis “Creepshow” y os gusta la estética y estilo de la película, acercaros a los comics de la EC que la inspiraron, no os arrepentireis.

Pero ahora centrémonos en las cinco historias que componen la película “Creepshow“.

El día del padre” es la primera historia de “Creepshow”, y en ella lo primero que llama la atención si la ves hoy en día es ver a Ed Harris superjoven y marcándose un baile en plan discotequero 80s. La historia trata sobre una reunión familiar por el 7º aniversario de la muerte del patriarca de la familia, que fue asesinado por su hija Bedelia, después de que éste matará a su prometido en un “accidente de caza”. Durante la reunión familiar los dos sobrinos de Bedelia y el marido de una de ellos esperan a Bedelia mientras esta se va a la tumba de su padre a echarle en cara lo asqueroso que era el tio. Pero la cosa no queda ahí, porque el viejo patriarca no está dispuesto a quedarse en su tumba sin amargarles la vida a sus familiares y además quiere la tarta del día del padre que Bedelia le prometió y nunca llegó a darle. Mucho susto al final y un final de historia que en su día hizo que me tuviera que tapar la cara de acojonamiento puro.

Tras esta historia, el comic central de la película nos presenta la segunda: “La solitaria muerte de Jordy Verrill“. Jordy Verrill no es catalán aunque se llame Jordy, sino el típico redneck (paleto de campo) de la América profunda, que ve con asombro como un buen día en su sembrado cae un meteorito. Como Jordy es un tipo curioso e pieza a juguetear con el meteorito hasta que éste se abre como una nuez y un líquido sale de su interior. El incauto Jordy toca el líquido y desde ese momento su vida se volverá muy “vegetal”.

La tercera historia de “Creepshow” es “La marea“, una de las más largas, sino la que más, y que solo entra en el terror y la fantasía hacia el final. En esta historia podemos ver a Ted Danson y a Leslie Nielsen antes de hacerse famoso con la saga de “Agarralo como puedas”. En la historia, un marido que ya no quiere a su mujer y es un empresario de éxito, decide vengarse de ésta y de su amante haciéndoles pasar una jornada involvidable en la playa, digamos que haciendo que sientan en sus carnes que pasa cuando la marea sube demasiado. Con lo que no cuenta el marido es que hay veces que los muertos no descansan en paz no…

La penúltima historia es “La caja“, para mi gusto la mejor junto con la última. En “La caja” un conserje universitario y un profesor descubren una caja cerrada a cal y canto en un lugar abandonado de la universidad y deciden abrirla. Para su sorpresa, la caja, que lleva allí desde el siglo XIX contendrá algo demasiado vivo y feroz para su gusto. El profesor que la ha descubierto revela a su mejor amigo el horror que han encontrado, y éste, lejos de asustarse, ve la oportunidad perfecta para librarse de su insoportable esposa. En su día, fui totalmente incapaz de ver entera esta historia por el miedo que me provocaba la criatura que habita en la caja.

El fin de fiesta de la película es “La invasión de las cucarachas“, que con este título en español deja pocas dudas acerca de lo que trata. La historia nos habla de Upson Pratt, un magnate multimillonario obsesionado con la limpieza y la higiene (una especie de Howard Hughes grotesco), que no soporta a los insectos y que además es un auténtico miserable en toda regla, maltratando a todo el mundo, despidiendo gente y destruyendo familias por doquier. Con lo que no cuenta es que quienes le van a ajustar las cuentas no son precisamente personas. Atención a la escena final de la historia, porque a mi se me grabo a fuego…

Para concluir la película, podemos ver el final de la historia inicial entre padre e hijo, que cierra la película con el cameo final de Tom Savini, el creador de los efectos especiales de ésta y otra muchas pelis y actor ocasional (su papel más famoso, el de Sex Machine en “Abierto hasta el amanecer“).

Para mi fue una película de las que marcan, no se si por su peculiar mezcla de humor y terror o porque simplemente de niño todo asusta bastante más que de mayor. La recuerdo con mucho cariño y me hizo pasar una mezcla de buenos y malos ratos, con lo que en mi caso, la película cumplió al 100% con lo que pretendía.

Un comentario sobre “Creepshow (1982), 5 historias para divertirse pasando miedo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>