Calles de fuego (1984). Rock & Roll, acción, secuestros, héroes, villanos… en una sola película, yeah!

“Calles de fuego” es una de esas películas que por su estética y tratamiento de la historia se te quedan grabadas en la retina y el tiempo se encarga de magnificar hasta el infinito y más allá. La recuerdas como lo que viste hace años y acaba convirtiéndose en una película idolatrada y venerada.

“Calles de fuego” es una historia de chico quiere a chica, chica es raptada por malo malísimo y chico lucha para liberarla, pero contada con el ritmo de un comic plasmado en película y con una estética brutal.

Poster de la pelicula de 1984 Calles de FuegoEn realidad la película cuanta una historia más vieja que la tos y que, a priori, no tiene nada de original. En “Calles de fuego” nos encontramos con una historia que no destaca por su originalidad. En medio de un panorama de desenfreno y rock & Roll, situado en una época indeterminada que parecen los años 50, la banda de los Moteros terroristas, capitaneada por el vicioso Raven Shaddock (Willem Dafoe), secuestra a la diva de la canción Ellen Aim (Diane Lane) en medio de una actuación en la ciudad. Ahora, sus esperanzas de ser rescatada descansan en unos héroes atípicos: el cazafortunas Tom Cody (Michael Paré) y su secuaz McCoy (Amy Madigan). Ambos, ayudados por el manager de Ellen (Rick Moranis), se introducen de lleno en un mundo de calles regadas por la lluvia, coches calientes, moteros vestidos de cuero y vinilo y asesinos mortales. A lo largo de la película veremos como nuestros héroes intentan rescatar a Ellen de las garras del malvado Raven. Como veis, lo que “Calles de fuego” persigue es entretenerte a base de acción, música y una escenografía tremenda… y vaya si lo consigue! Continúa leyendo Calles de fuego (1984). Rock & Roll, acción, secuestros, héroes, villanos… en una sola película, yeah!