El chico de oro (1986). Eddie Murphy lucha contra demonios para salvar a un chaval del Tibet.

La verdad es que no soy lo que se dice un gran fan de Eddie Murphy. He visto muchas de sus películas, como casi todo el mundo, pero por ejemplo creo que no he visto ninguna en el cine, ni he comprado nunca una película suya en DVD, ni les tengo a sus películas un especial cariño, excepto a esta, “El chico de oro“, que no se porque siempre me ha parecido genial, puro entretenimiento: 90 minutos justos de acción, humor, magia, criaturas sobrenaturales y una canción de Ratt, ¿que más se puede pedir, diablos?

Eddie Murphy rodó “El chico de oro” después de los megataquillazos que consiguió con “Superdetective en Hollywood” y “Entre pillos anda el juego” o “Límite 48 horas”. Más tarde rodaría “Superdetective en Hollywood II” o “El príncipe de Zamunda”. Los 80 fueron suyos y se convirtió en el cómico negro por excelencia.

En “El chico de oro” Eddie Murphy se lució combinando acción, humor, payasadas suyas y un toque de misterio y terror.

POster de la película El Chico de OroEn “El chico de oro” Eddie Murphy encarna a Chandler Jarrell, un investigador privado especializado en resolver casos de desapariciones de niños. Mientras Chandler está buscando a una chica de 16 años desaparecida, Cheryl Mosley, una joven tibetana le pide su ayuda para rescatar a un niño secuestrado en el Tibet, cuyo destino es salvar a la humanidad, ya que es el portador de la compasión. Lógicamente, Chandler, un tipo irónico y de la calle, se toma a guasa lo que la chica le cuenta, pero como ella insiste tanto y como encuentra algunos puntos en común entre la historia de ese chico del Tibet y la desaparición que está investigando, decide ayudarla a encontrar a “El chico de oro”. A partir de aquí nuestro amigo se ve metido en un fregado que incluye viajes al Tibet, culturas perdidas, pruebas dignas de Indiana Jones y enfrentamiento con seres que no son de este mundo, como el inigualable Sardo Numspa. Todo esto, por supuesto, aderezado con las típicas coñas clásicas de Eddie Murphy. La mezcla, la verdad, resulta de lo más atractiva, porque lo que acabamos teniendo es una película de acción con muchos golpes de humor y muchas aventuras e ingredientes sobrenaturales… vamos, que no te vas a aburrir viéndola. Continúa leyendo El chico de oro (1986). Eddie Murphy lucha contra demonios para salvar a un chaval del Tibet.

Alquilar una película porno en los 80. Eso era una aventura de verdad.

Inauguro esta sección que he llamado “Grandes costumbres de los años 80″ (relacionadas de una manera u otra con el cine de aquella época) recordando lo que suponía alquilar una película porno en los años 80. Ahora, con internet y todas estas moderneces, cualquiera puede descargarse las películas más marranas del mundo a través de la red y sin tener que dar la cara ante nadie.

Pero amigos, eso no era así en los 80, y si querías ver una película porno, tenías que ir al videoclub a alquilarla.

Poster de pelicula porno ochentera
El típico poster de película porno ochentera y encima en este caso, la típica película que es la versión porno de un exitazo normal, aquí “Flashdance”

Y claro, ir al videoclub a alquilar una película porno suponía que tenías que dar tu nombre, tu carnet de socio, o hacerte socio, porque si no no te la alquilaban, eso estaba claro. Y también suponía que tenías que meterte en aquel rincón oscuro y apartado, a veces incluso separado del resto del videoclub con cortinas o paneles, donde estaban las películas porno. Y encima eras un menor, o sea que encima igual ni te la alquilaban, pero había que arriesgarse. y para rematar la faena, podías encontrarte con los vecinos alquilando “El lago azul” o, como me sucedió a mi, con 16 años, encontrarte con uno de tus profesores mientras llevabas la peli porno en tus manos. Eso sí que era aventura y no como ahora, que la gente se descarga 30 películas porno en un par de tardes. Aquello sí que era riesgo.

Básicamente, para alquilar una película porno en los 80 de forma discreta y siendo menor, había que hacer lo siguiente:

  1. Convencer a algún amigo o ir tú mismo al video club a alquilar la peli porno, e ir al videoclub.
  2. Entrar en el videoclub y deambular poco a poco por las filas de películas conforme te ibas acercando lentamente a la sección de porno. Cuando veías que los dependientes no te veían, te metías en la sección de porno. Continúa leyendo Alquilar una película porno en los 80. Eso era una aventura de verdad.

This is spinal tap (1984), si te gusta el rock y echar unas risas, esta es tu película.

Si eres fan del rock, del heavy o similares es probable que hayas oido o leido alguna expresión tipo “esto es muy spinal tap” o “cuéntanos vuestra anécdota más spinal tap” en alguna revista de rock o metal cuando se habla de anécdotas de grupos que suelen ser bastante absurdas y delirantes, del tipo tener un muñeco hinchable en el escenario y que se desinfle de repente o que el grupo se pierda de camino al escenario y cosas de ese estilo, y muchas veces te preguntas “¿pero qué es eso de spinal tap, que es eso, qué grupo es?”, y así descubres el origen de todo este jaleo: “This is Spinal Tap“, la película.

“This is spinal tap” es un documental sobre el grupo Spinal Tap que nos enseña todos los tópicos del Rock´n´Roll

Poster de la película This Is Spinal TapThis is Spinal Tap” nos cuenta en formato documental la historia de la gira americana de 1982 del grupo de hard-rock / heavy metal Spinal Tap, fundados a finales de los 60. En esta gira los Spinal Tap presentan su nuevo lanzamiento, “Smell the glove” (huele el guante) en USA con una gira en la que van acompañados de Martin DiBergi, el director del documental que entrevista a los miembros del grupo y documenta todas sus venturas y desventuras a lo largo de la gira, que van desde conciertos cancelados hasta la llegada de la novia del cantante, que pretende ejercer de manager, pasando por la vez que los Spinal Tap no son capaces de encontrar la salida al escenario en uno de sus conciertos o dar un concierto en una base militar y otras divertidas aventuras de estos cinco rockeros melenudos. Además de ver el día a día de la gira de Spinal Tap, en “This is Spinal Tap” el director entrevista a los tres principales componentes del grupo, David St. Hubbins, voz y guitarra; Nigel Tufnel, guitarra solista; y Derek Smalls, bajo, y charla con ellos sobre los más diversos temas, desde como se conocieron hasta que hubieran sido de no ser estrellas del rock, y el tema estrella del grupo, la muerte de todos sus baterías. Continúa leyendo This is spinal tap (1984), si te gusta el rock y echar unas risas, esta es tu película.

Kickboxer (1989). Jean Claude Van Damme en su máximo esplendor.

La verdad es que no soy capaz de recordar cuando ví “Kickboxer” exactamente, pero sé que era novedad en el videoclub, porque era la típica película que todo el mundo quería coger y como solo había una o dos copias siempre estaba pillada. Era la típica película que o reservabas en el videoclub o no había manera. Lo que llamaba la atención era la portada, con Van Damme todo cachas y los puños llenos de cristales, porque decías “jo, en esta peli deben pegarse unas leches como panes”, y claro, la querías ver cuanto antes.

En “Kickboxer”, Van Damme se empleó a fondo: entrenamientos golpeando arboles, peleas con los puños llenos de cristales, bailes disco en la jungla… la película lo tiene todo!!!

Poster de la película de Jean Claude Van Damme KickboxerEl argumento de “Kickboxer” no es más simple porque no se puede: Kurt Sloane (Jean-Claude Van Damme) ve como su hermano Eric, campeón del mundo de kickboxing, va a pelear contra los mejores en Tailandia, y allí, el campeón local, Tong Po, lo deja paralítico de una soberana paliza. Kurt, cegado por la sed de revancha, se propone vengar a su hermano y para ello se entrena con el mejor preparador de kickboxing de Tailandia, Xian Chow, que le enseña los secretos del Muay Thai, la forma de kickboxing de la zona, a base de unos entrenamientos más duros que el acero y que son lo mejor de la película. Kurt se prepara a conciencia y finalmente se enfrenta a Tong Po en un combate a vida o muerte. ¿Quién ganará?.

Y así es “Kickboxer“, una película basada en el entrenamiento al que se somete Kurt hasta que se convierte en el guerrero definitivo y pelea con Tong Po para vengar a su hermano. No hay más argumento ni complicados giros de guión ni sopresas de hijos secretos ni nada de eso, esto es una película de artes marciales y mamporros a todo trapo, dividida en tres partes claras: 1, el hecho que provoca las ansias de venganza de Kurt; 2, el durísimo entrenamiento al que se somete, en plena jungla tailandesa, para convertirse en el guerrero de kickboxing definitivo; y 3, la lucha final contra Tong Po, el malo más malo del mundo mundial. Continúa leyendo Kickboxer (1989). Jean Claude Van Damme en su máximo esplendor.

Karate Kid (1984). Aprender artes marciales a base de dar cera, pulir cera.

Entre 1984 y 1985 todo el mundo quería aprender karate porque todo el mundo había visto la película ”Karate Kid“, y todos pensábamos que con aquello de “dar cera, pulir cera” íbamos a aprender por generación espontanea increibles técnicas de artes marciales que nos iban a convertir en unos tios durísimos que podríamos detener al abusón del cole fácilmente.

“Karate Kid” fue la película que popularizó el karate en los 80.

Poster de la pelicula Karate KidToda esta fiebre colectiva en favor del karate la desató una simple película, “Karate Kid“, que genero un par de secuelas y que añadió varias frases y posturas (como olvidar el momento en que Daniel San se sube al poste para entrenar la patada esa de la grulla) a la cultura popular del siglo XX y XXI. ¿Pero era “Karate Kid” para tanto?, pues la verdad es que no lo sé, pero la película en sí fue de lo más entretenido y por lo menos en España tuvo un éxito brutal, y seguro que los gimnasios de karate se llenaron de nuevos alumnos. De hecho, yo fui uno de ellos. “Karate Kid” nos contaba la historia de Daniel, un chavalín que cambia de ciudad con su madre porque ésta ha encontrado trabajo en una nueva ciudad, así que se mudan. Lógicamente, Daniel no tiene amigos ni conoce a nadie, aunque pronto se hace amiguete del señor Miyagi, el portero del bloque de apartamentos en el que viven. En el instituto, nuestro amigo Daniel no tiene ningún amigo y encima comete el error de fjarse en la chavala que es la típica chica popular del instituto, así que los matones de turno la toman con él, y de hecho un día le persiguen para darle una soberana paliza, porque todos saben karate, ya que son miembros de “Los Cobras”, un grupo de karate. Daniel salva el pellejo porque el señor Miyagi se enfrenta a los abusones y les da una lección porque su karate es mucho mejor que el de aquellos. Continúa leyendo Karate Kid (1984). Aprender artes marciales a base de dar cera, pulir cera.

La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.

La chaqueta metálica” no es una película de guerra al uso. No es convencional y no es fácil de digerir, porque aparte de mostrar la parte más amarga y dura de la guerra, la del campo de batalla, muestra la parte previa, la que nunca se ve, la parte en la que un grupo de jóvenes dejan de ser unos chavales normales y se convierten en unas auténticas máquinas de matar, dejando los sentimientos y parte de su humanidad a un lado para poder sobrevivir en el infierno de la guerra.

La película nos muestra la crudeza de la guerra no solo en el campo de batalla, sino también antes, en el momento de entrenarse para matar.

Poster de la pelicula La Chaqueta MetalicaLa chaqueta metálica” es una película dividida claramente en dos partes. La primera transcurre en la isla de Parish, donde un grupo de jóvenes recibe la instrucción militar para ir a la guerra de Vietnam. La segunda parte transcurre ya en Vietnam con ese mismo grupo de jóvenes ya en plena guerra. Cuando yo ví la película, la parte que más me impresionó con diferencia fue la primera, la centrada en el entrenamiento al que son sometidos el grupo de jóvenes. Un entrenamiento en el que directamente pasan de ser personas normales a auténticos animales dispuestos a matar y morir. Para que os hagais una idea, el auténtico protagonista de esta parte de “La chaqueta metálica” es el sargento instructor Hartman, el responsable de convertir a estos muchachos en soldados de verdad, y así se presenta a su nueva compañía de novatos, con este discurso claro y directo a la yugular, para que quede claro como funcionan las cosas durante la instrucción militar por la que van a pasar los reclutas:

 

La figura del sargento instructor pocas veces ha tenido tanta importancia en una película como en “La chaqueta metálica” donde es un hombre que saca el monstruo que algunos reclutas llevan dentro. Continúa leyendo La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.

El castigador (1989), Dolph Lundgren y Marvel, un matrimonio imposible.

Recuerdo muy pero que muy bien “El castigador“, la película de 1989, la de verdad, el primer castigador (interpretado por Dolph Lundgren). ¿Qué por qué la recuerdo tan bien?, porque fue la primera película que fui a ver absolutamente solo al cine, ya que ninguno de mis amigos quiso venir conmigo. ¿Qué por qué fui solo a verla?, pues porque era el castigador en el cine, y por aquel entonces era mi personaje favorito de Marvel y yo era un seguidor hardcore de sus aventuras, y eso lo justificaba todo… o eso creía yo.

“El castigador” prometía mucho: era la adaptación al cine de un personaje solitario y duro de Marvel.

Poster de la película El CastigadorAsí que me dije “si no quereis ir al cine a ver El Castigador, que seguro que es un peliculón con semejante comic detrás, pues iré solo”, y solo que me fui al cine, por primera vez en mi vida, con 14 años si no recuerdo mal. ¿Y qué me encontré al ver a Dolph Lundgren en la piel de “The punisher” en la gran pantalla?. Antes de nada tengo que decir que estoy muy condicionado por ser un fan de el castigador (The Punisher, ese es su nombre original), el de los comics, un personaje duro para la época, sin moral, y totalmente cegado por la sed de venganza contra todos los criminales, como los que le arrebataron a su familia. Nuestro ¿héroe? se limita a “castigar” a aquellos que no reciben castigo por parte de la justicia. Ni más ni menos. Un comic polémico porque el personaje central, a fin de cuentas es un fuera de la ley que se toma la justicia por su mano y encima te lo pintan como a un héroe, atípico, pero héroe. Con los años la carga de moralidad y sensibilidad en los comics de subió, y el comic perdió tirón, a mi juicio. Pero a lo que vamos… la película de 1989, y con Dolph Lundgren en la piel de este personaje de Marvel.

Yo ni sabía quienes eran los protagonistas cuando fui a verla. Hombre, sabía quien era Dolph Lundgren por los “Masters del universo”, por “Rocky III”, por “Red Scorpion”. Entré, ví la película y salí horrorizado… habían destrozado al personaje, ¿qué era aquello?. Continúa leyendo El castigador (1989), Dolph Lundgren y Marvel, un matrimonio imposible.

Scanners (1981), la película en la que explotan cabezas.

Si Scanners, la película, es recordada por algo es principalmente porque allá sobre el minuto 12 (el minuto 12!, recien empezada la película como aquel que dice) llega una de las escenas más bestias que ha dado el cine comercial: la cabeza de un tipo explota, literalmente. Esta imagen ha sido explotada hasta la saciedad, pero no es justo juzgar una película como Scanners solo por esto. De hecho, colocar una escena tan burra tan al principio de la película parece precisamente una forma de llamar la atención del público pero también de dejar claro que no es más que algo anecdótico, que la película no se va a basar en cabezas explotando por doquier.

“Scanners” pasará a la historia por ser esa película en la que a un tipo le explota la cabeza.

Poster de la pelicula ScannersScanners fue el primer “éxito” comercial de la carrera del gran David Cronenberg, un director con un estilo tan personal como inclasificable, que navega casi siempre entre la ciencia ficción, el terror, lo sobrenatural y lo metafísico, salvo quizás en sus dos últimas películas: “Una historia de violencia” y “Promesas del Este”, dos películas que hay que ver sí o sí pero muy alejadas en temática y tratamiento de esta misma Scanners o de “La mosca”, “Videodrome”, “Cromosoma 3″, “Inseparables”, “ExistenZ”, etc… En cualquier caso, lo que es una verdad indiscutible es que David Cronenberg tiene un estilo personal e intransferible, independientemente de cual sea la película, y en Scanners ese estilo está ahí: relaciones personales complicadas, un tratamiento cuasi enfermizo de los enfrentamientos y problemas personales, un cierto tono de gore siempre presente, etc…

Continúa leyendo Scanners (1981), la película en la que explotan cabezas.

Dentro del laberinto (1986), David Bowie, rey de los goblins.

No me cabe ninguna duda de que en los 80 el cine de género fantástico vivió su mejor momento, sin duda alguna, disfurtando de un éxito masivo de público. Películas como “Cristal Oscuro” (1982), “Krull” (1983), “la historia interminable” (1984), “Legend” (1985) o “Willow” (1988) pertenecen a esa época dorada del cine fantástico y demuestran que esos años fueron su época dorada. Y por supuesto también estaba “Dentro del laberinto” (1986), un cuento clásico de hadas que tenía como principal gancho el ver a David Bowie en uno de los personajes principales.

En “Dentro del laberinto” contemplamos un mundo de fantasía ideado por Jim Henson y con David Bowie como rey y señor de toda la película.

Poster de la película Dentro del LaberintoVolvamos atrás en el tiempo hasta 1986 y vayámonos al cine a ver “Dentro del laberinto”, ¿qué es lo que nos vamos a encontrar?. Pues un cuento clásico de hadas y fantasía. La película nos cuenta la historia de Sarah (Jennifer Connelly), una adolescente que disfruta leyendo sobre mundos de fantasía y jugando a que son realidad. Una tarde, Sarah está en el parque jugando a que está en su mundo de fantasía cuando se da cuenta de que llega con mucho retraso a casa para cuidar a su hermano pequeño, ya que sus padres se marchan. Sarah llega bastante tarde a casa y se lleva la típica bronca de sus padres y se queda sola con su hermano pequeño, al que tiene cuidar y al que culpa de todos sus males. Encima, su hermano no para de llorar, y ella, harta de él, empieza a pedir a los goblins de su mundo de fantasía que se lo lleven y que no vuelva nunca. Para su sorpresa y espanto, sus deseos se hacen realidad, y los goblins se llevan a su hermano pequeño al laberinto, hogar del rey de los goblins, Jareth (David Bowie). El mismísimo Jareth se presenta ante Sarah y le da una posibilidad de recuperar su hermano: tiene 13 horas para intentar llegar a su castillo, atravesando el laberinto, y así impedir que su hermano se convierta en un goblin. Con este argumento de base, en “Dentro del laberinto” se nos van presentando unas cuantas criaturas y personajes que acompañarán a sarah en la búsqueda de su hermano y en su intento por cruzar el laberinto. En su aventura, Sarah conocerá a Hoggle, un enano gruñón; a Ludo, una bestia enorme pero muy tierna; y mi favorito, Sir Dydimus, un zorro que se cree un caballero medieval y va a lomos de su corcel: un perro. Todos estos personajes y alguno más acompañarán a Sarah en su aventura de cruzar el laberinto y salvar a su hermano de ser convertido en un goblin por el rey Jareth. Continúa leyendo Dentro del laberinto (1986), David Bowie, rey de los goblins.

Lady Halcón (1985), aventuras, fantasía y amor medievales.

Sin que sirva de precedente, no ví “Lady Halcón” en su día ni ninguna de las veces que la han echado por televisión. He visto “Lady Halcón” hace un par de semanas, porque después de oir durante años a mi chavala lo muchísimo que le gustó esta película, decidí darle una oportunidad y verla en un viaje de ida y vuelta a Madrid en AVE. Si que conocía la película, y sabía quienes eran los protagonistas. Sabía que en “Lady Halcón” salen Matthew Broderick, Michelle Pfeiffer y Rutger Hauer, aunque hay muchos más actores conocidos en el reparto de “Lady Halcón“.

“Lady Halcón” es una película de amor, fantasía y aventuras medievales

Poster de la película Lady HalconEsta es la historia que nos cuenta “Lady Halcón”: una pareja de enamorados de la época medieval condenada por una maldición a vivir juntos y separados, ya que de día ella es un halcón mientras él es humano, y por las noches es él quien se convierte en un lobo mientras ella recupera su forma humana. La maldición se la echa el obispo de Aquila, en un pacto con el diablo, porque ama a Isabeau (ella es “Lady Halcón”, el personaje de Michelle Pfeiffer) y no soporta que ésta esté enamorada del capitán Navarre (Rutger Hauer). Navarre e Isabeau viven una existencia atormentada y quieren acabar con esa maldición que no les permite estar juntos. Después de dos años de maldición, un fugitivo logra escapar de las mazmorras de Aquila, es Philippe Gaston, alias El ratón (Matthew Broderick). Navarre quiere que Gaston le guie al interior de las mazmorras para vengarse del obispo y deshacer la maldición. Ni más ni menos, esta es la historia que nos cuenta “Lady Halcón“: sencilla, efectiva y sin grandes giros argumentales.

La fórmula de la película es clara y sencilla: aventuras medievales + fantasía + romance.

Le añades una buena cuota de actores conocidos y de buen hacer y “Lady Halcón” lo tenía todo para ser un exito en toda regla. Y digo que lo “tenía” porque “Lady Halcón” fue un fracaso a nivel de taquilla. Continúa leyendo Lady Halcón (1985), aventuras, fantasía y amor medievales.