Los 10 monstruos de películas de los 80 que nos aterrorizaron de niños… y de no tan niños

Todos los que hemos nacido en los 70 o incluso en los primerísimos 80 tenemos una serie de iconos de terror inamovibles, una colección de criaturas que nos acojonaron a base de bien cuando eramos niños o adolescentes. Porque los 80 estuvieron llenos, entre otras muchas cosas, de toneladas de películas de terror de las que acojonaban de verdad.

Recuerdo perfectamente cuando ví en el cine “Aliens, el regreso” y casi me jiño vivo en el cine. Era el año 1986 y esa fue una de las muchas veces que una criatura de cine “made in 80s” me las hizo pasar canutas. Aquí teneis los 10 monstruos nacidos en los 80 que más miedo creo que nos hicieron pasar.

Cada uno tendrá sus preferencias, pero esta es mi lista de los 10 monstruos que más miedo nos hicieron pasar de niños y de no tan niños… disfrutenñla ustedes y aporten sus propios monstruos, por favor

Pinhead

Este personaje apareció por primera vez en esa película incómoda y dificil de ver que es “Hellraiser”, en 1987. El bueno de Pinhead me dió un miedo horroroso la primera vez que lo ví, cuando tendría 12 o 13 años, no recuerdo. Pinhead de inmediato se convirtió en un personaje que, a mi me por lo menos, me causaba auténtico terror. Este cenobita se convirtió en la imagen de la película y, casi de manera instantanea, en un icono del terror extremo y sangriento que representa la película. Es curioso que en muchas listas de este estilo, nadie nombre a Pinhead, un bicho que desde luego no te apetecería encontrarte en casa.

Imagen de Pinhead, de Hellraiser
El bueno de Pinhead. Un tipo con el que no querrías encontrarte en un sotano oscuro

Freddy Krueger

Ah Freddy! Que sería del cine de terror sin ese icono que es este hombre de cara quemada y cuchillas en las manos que nos aterrorizaba en nuestros sueños. En 1984 el bueno de Wes Craven metió a este tipo en nuestras vidas de la mano de “Pesadilla en Elm Street” y todo cambió en el cine de terror. Feo como un demonio, poseedor de un humor socarrón y, sobre todo, persiguiendonos en nuestros sueños para matarnos como a gorrioncillos. Continúa leyendo Los 10 monstruos de películas de los 80 que nos aterrorizaron de niños… y de no tan niños

Terrorvision (1986). De la televisión salen monstruos cósmicos.

Recuerdo perfectamente la carátula de “Terrorvision” en los videoclubs de mi barrio cuando era un adolescente. Aquella cinta VHS con una imagen de una antena parabólica en la que había insertado un ojo alienigena y unos tentáculos me daba bastante miedo, y de hecho nunca tuve el valor de alquilarla porque si la caratula me daba tanto miedo, seguro que la película que iba dentro era tan brutal que me traumatizaba de por vida… eso pensaba.

La caratula del vhs de “Terrorvision” me daba un miedo importante de chaval. Pensaba que esa película tenía que dar mucho mucho miedo.

Poster en inglés de la película TerrorvisionHace ya algo de tiempo decidí que ya estaba preparado para ver “Terrorvision” de una vez y acabar con esa sensación de cosa a medio hacer por no haberla visto de chaval, así que me senté delante de mi televisión y me puse la película.

Terrorvision” empieza enseñándonos el departamento de sanidad, división de seres mutantes, del planeta Plutón, donde un horrible monstruo es convertido en energía y disparado al espacio por un funcionario plutoniano. El monstruo viaja en forma de rayo por el universo rebotando de planeta en planeta hasta que aterriza en la flamante y nueva antena parabólica de los Putterman, una familia muy particular. El monstruo vive en la televisión, y cada vez que los Putterman cambian de cadena o hacen algún arreglo, el monstruo se manifiesta físicamente haciendo todo tipo de cositas malas. La familia está compuesta por los padres, un matrimonio salido y peculiar con una fijación preocupante por hacer intercambio de parejas; la hija, una chavala 100% ochentera que aprece Cindy Lauper en versión barata; el hijo, un chavalín obsesionado con las armas y con la estética militar; y el abuelo, un viejo loco obsesionado con la guerra, las armas, la supervivencia y que tiene un cuarto que parece un bunker militar. Con este cuadro de personajes, al que se suma alguno más, como Medusa, una presentadora tetuda de TV de un programa de terror y algún secundario más, parte “Terrorvision“, que básicamente consiste en ver como la familia lucha contra el monstruo hasta el final de la película y el desenlace. No cuento más de momento porque si no os chafo toda la película. Pero seguid leyendo, seguid… Continúa leyendo Terrorvision (1986). De la televisión salen monstruos cósmicos.

Creepshow (1982), 5 historias para divertirse pasando miedo.

En realidad no recuerdo cuando ví “Creepshow” por primera vez, pero si que recuerdo lo fundamental: eran los 80 (el 86 o el 87), y ví la película solo siendo un niño/adolescente y era de noche. ¿El resultado?, pues que pasé un mal rato a pesar de que me divertí bastante, mezcla de sensaciones que para mi fue algo nuevo y el principal atractivo de “Creepshow“, el combinar el terror puro y duro con ciertas dosis de comicidad. Como no pretendo ser objetivo ni hacer ningún tipo de análisis sesudo sobre la película porque para eso ya hay muchas webs y blogs mejor escritos que este y más centrados en los datos, vamos al ajo de “Creepshow” y porque debeis ver esta película los que no lo hayais hecho o revisarla los que la vierais hace mucho tiempo.

En “Creepshow” tenemos cinco historias cortas de terror con estética de comic retro y algo de humor.

Poster de la película CreepshowCreepshow” se estrenó en 1982 y fue dirigida por George A. Romero, mundialmente conocido por ser el director de “La noche de los muertos vivientes”. Tuvo un presupuesto de unos 8 millones de dolares de la época y recaudo 20 millones solo en USA, así que puede decirse que la película fue un éxito comercial. ¿De qué trata “Creepshow”? La película es un conjunto de historias cortas que tienen en común una historia central que tiene protagonismo al inicio y al final: un padre sorprende a su hijo leyendo un comic de Terror, “Creepshow”, le echa la bronca por ello, y le dice que lo que lee es una basura y que está castigado. El niño, que se siente mal porque no puede leer su comic de terror favorito, comienza a reir cuando una figura cadaverica, el guardian de la cripta, aparece ante su ventana, y entonces comienzan las historias que componen “Creepshow”, que van saliendo del comic que el padre ha tirado a la basura. Continúa leyendo Creepshow (1982), 5 historias para divertirse pasando miedo.