El castigador (1989), Dolph Lundgren y Marvel, un matrimonio imposible.

Recuerdo muy pero que muy bien “El castigador“, la película de 1989, la de verdad, el primer castigador (interpretado por Dolph Lundgren). ¿Qué por qué la recuerdo tan bien?, porque fue la primera película que fui a ver absolutamente solo al cine, ya que ninguno de mis amigos quiso venir conmigo. ¿Qué por qué fui solo a verla?, pues porque era el castigador en el cine, y por aquel entonces era mi personaje favorito de Marvel y yo era un seguidor hardcore de sus aventuras, y eso lo justificaba todo… o eso creía yo.

“El castigador” prometía mucho: era la adaptación al cine de un personaje solitario y duro de Marvel.

Poster de la película El CastigadorAsí que me dije “si no quereis ir al cine a ver El Castigador, que seguro que es un peliculón con semejante comic detrás, pues iré solo”, y solo que me fui al cine, por primera vez en mi vida, con 14 años si no recuerdo mal. ¿Y qué me encontré al ver a Dolph Lundgren en la piel de “The punisher” en la gran pantalla?. Antes de nada tengo que decir que estoy muy condicionado por ser un fan de el castigador (The Punisher, ese es su nombre original), el de los comics, un personaje duro para la época, sin moral, y totalmente cegado por la sed de venganza contra todos los criminales, como los que le arrebataron a su familia. Nuestro ¿héroe? se limita a “castigar” a aquellos que no reciben castigo por parte de la justicia. Ni más ni menos. Un comic polémico porque el personaje central, a fin de cuentas es un fuera de la ley que se toma la justicia por su mano y encima te lo pintan como a un héroe, atípico, pero héroe. Con los años la carga de moralidad y sensibilidad en los comics de subió, y el comic perdió tirón, a mi juicio. Pero a lo que vamos… la película de 1989, y con Dolph Lundgren en la piel de este personaje de Marvel.

Yo ni sabía quienes eran los protagonistas cuando fui a verla. Hombre, sabía quien era Dolph Lundgren por los “Masters del universo”, por “Rocky III”, por “Red Scorpion”. Entré, ví la película y salí horrorizado… habían destrozado al personaje, ¿qué era aquello?. Continúa leyendo El castigador (1989), Dolph Lundgren y Marvel, un matrimonio imposible.