Oficial y caballero (1982). El ejército, el amor y un sargento que acojona.

Oficial y caballero” es una de esas extrañas películas que pueden gustar a gente con gustos muy distintos en temas de cine. En este caso, “Oficial y caballerote puede gustar si te gusta el cine romanticón, pero también te puede gustar si te gustan las películas en plan militar, rollo entrenamiento de la tropa y cosas así. Y ese es el gran mérito de esta película, que “Oficial y caballero” le puede gustar a una chica muy romántica y a un tipo duro al que le gusten las pelis de tiros. La principal característica de la película es precisamente esa, conseguir un equilibrio envidiable entre el cine tipo militar y el cine romántico. Lo que tenemos en Oficial y caballero es una historia de amor ambientada en un entorno de entrenamiento militar. Y la jugada les salió redonda.

Si te gustan los uniformes, el ejercito, las historias de amor y la acción, “Oficial y caballero” es tu película.

Poster de la pelicula Oficial y CaballeroOficial y caballero” nos cuenta la historia de Zack Mayo (Richard Gere), un recluta que se alista para ser piloto y oficial de la marina de los USA. Zack es el típico tio solitario y acostumbrado a desconfiar de todo y de todos, y desde el principio le cae mal a su sargento instructor, el sargento Foley, un auténtico doberman de tipo que se las hará pasar canutas a todos los reclutas durante su proceso de instrucción y formación. A Foley no le gusta Mayo, y se lo hace saber claramente. Durante su periodo de instrucción en la base, los aspirantes a oficiales suelen salir por ahí y mezclarse con las chicas del pueblo donde está la base, y así es como Zack conoce a Paula (Debra Winger), que al igual que casi todas las mujeres de la zona, trabaja en una fábrica, en la típica y deprimente cadena de producción. Los aspirantes a oficial tontean con todas esas chicas, pero casi ninguno quiere nada serio con ellas porque la mayoría busca “cazar a un piloto” para que les resuelva la vida. Mayo tiene que emplearse a fondo en la academia para demostrar que está a la altura y que puede soportar la presión que el sargento Foley le echa encima, ya que no soporta la faceta rebelde y solitaria de Mayo. Entre su relación con Paula, de la que se ha enamorado, y su carrera militar, Zack Mayo deberá elegir cual es su camino (¿es o no es un “Oficial y caballero”?). Continúa leyendo Oficial y caballero (1982). El ejército, el amor y un sargento que acojona.