En los limites de la realidad (1983), 4 historias de terror y fantasía homenajeando The Twilight Zone

En los límites de la realidad” es una película concebida par rendir tributo a esa serie inconmensurable y marcó la vida de millones de americanos que fue “The Twilight Zone”, creada por Rod Serling, y que se emitió en USA entre 1959 y 1964. Era una serie en la que en cada capítulo se narraba, lo hacía el propio Serling, una historia de terror, fantasía o ciencia-ficción. Una fórmula que muchos años después se seguía explotando con éxito por series como “Cuentos asombrosos” o “Historias de la cripta”, por poner solo dos ejemplos.

“En los límites de la realidad” es una película tributo a la serie “The Twilight Zone” en la que 4 prestigiosos directores nos ofrecen 4 historias inspiradas en la serie de TV original.

Poster de la película En Los Limites de la RealidadCon estos mimbres, lo que nos encontramos en “En los límites de la realidad” es un prólogo protagonizado por dos amigos (Dan Aykroyd y Albert Brooks) que van conduciendo de noche mientras escuchan y cantan música. Cuando la radio se estropea, comienzan a hablar de lo que asusta y así es como acaban hablando de la serie “En los limites de la realidad” (“The Twilight Zone”) y recordando episodios de la serie. Después de un final de prólogo que acojona bastante y que no os voy a contar comienzan las 4 historias principales de la película, cada una de ellas dirigida por un director de prestigio en el terreno de lo fantástico. Así, la primera historia, que nos habla de como un hombre racista y xenófobo cambia su visión de la vida cuando se ve transportado a la Alemania nazi (siendo tratado como un judio) o a la América de la segregación racial Continúa leyendo En los limites de la realidad (1983), 4 historias de terror y fantasía homenajeando The Twilight Zone

Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.

No sé muy bien porque pero “Exploradores” es una de esas películas que a todo el mundo le suena haber visto pero que casi nadie recuerda con nitidez. Eso sí, el que la ha visto generalmente opina que es de lo mejor que ha visto en su vida. “Exploradores” lo tiene todo para triunfar: aventura, amistad, naves espaciales, alienígenas, efectos especiales de primer nivel (para 1985), y la verdad es que cuando la ves hoy en día conserva toda su frescura y es igualmente divertida. No sé porque no es tan recordada como otras pelis de la época mucho más inferiores en todos los niveles, pero bueno, para eso estamos aquí, para subsanar este tremendo error o injusticia mundial y hacer que los que no hayais visto la película todavía, corrais a hacerlo.

“Exploradores” cuenta una historia que a todos nos hubiera gustado vivir de chavales: ir al espacio con nuestros amigos.

Poster de la película ExploradoresLa historia que nos cuenta “Exploradores” es la de una aventura espacial en toda regla: tenemos a un chaval, Ben (interpretado por un adolescente Ethan Hawke), que está obsesionado con la vida extraterrestre y que devora película tras película de ciencia ficción. Ben tiene sueños bastante extraños en los que se ve flotando entre circuitos impresos. Recuerda tan bien estos sueños que dibuja lo que ve y lo comparte con su amigo Wolfgang (River Phoenix), el típico chaval superempollón que no tiene más amigos que Ben y que es continuamente ridiculizado por sus compañeros de instituto. Wolfgang le dice a Ben que lo que sueña es un circuito y que puede fabricarlo y conectarlo a su ordenador a ver que es lo que hace, así que tenemos a Wolfgang metido en su garaje-taller trabajando como un loco hasta que consigue fabricar el circuito. Al tema se apunta Darren, el típico chaval marginado de clase social baja que se hace amigo de Ben cuando evita que el chulillo de turno le rompa los morros en una pelea escolar. Ben, Wolfgang y Darren activan el circuito con el que ha soñado Ben y de la nada se genera una esfera perfecta del tamaño de una pelota de tenis que flota en el aire. A partir de aquí, y resumiendo, los chavales descubren que lo que tienen entre manos es un campo de fuerza y que pueden usarlo para, por ejemplo, viajar por el espacio. Continúa leyendo Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.