Cyborg (1989). Película futurista en plan Mad Max con Jean Claude Van Damme repartiendo lo suyo

Lo mejor de “Cyborg” es sin duda su absoluta falta de pretensiones y el ser un producto 100% pensado para consumirlo, disfrutarlo (o aborrecerlo) en el acto, y olvidarlo. A ver, aquí tenemos a Jean Claude Van Damme en un futuro apocalíptico repartiendo mamporros a diestro y siniestro con sus artes marciales en una historia más simple que el mecanismo de un botijo.

“Cyborg” es Van Damme en estado puro. Una película de entretenimiento, tortas, acción… pura serie B que bebe de otros clásicos ochenteros.

Poster de la película Cyborg, con Jean Claude Van DammeLa historia que nos cuenta “Cyborg” bebe directamente de muchos clásicos del cine ochentero y sobre todo de la saga “Mad Max” refrita con “Terminator” y algún toque de artes marciales made in Van Damme. La película nos cuenta que la Tierra está sumida en la destrucción y el apocalipsis por una plaga que se ha extendido entre la población, y en este furo apocalíptico América está sometida a una anarquía social donde el caos reina a sus anchas, con matones y personajes de todo tipo imponiendo su ley. Únicamente, la hermosa Pearl, mitad humana mitad robot, posee el conocimiento necesario para desarrollar una vacuna que pueda salvar el mundo de su situación actual. Pero Pearl es capturada por un grupo de piratas del futuro que pretenden apoderarse del antídoto y así dominar el mundo. Ahora, sólo el héroe Gibson (Jean Claude Van Damme) con su increíble habilidad para la lucha y el manejo de las armas, podrá rescatarla y salvar lo que queda de civilización enfrentándose a todo tipo de personajes… ¿o no? (currado el argumento y superoriginal, ¿eh?) Continúa leyendo Cyborg (1989). Película futurista en plan Mad Max con Jean Claude Van Damme repartiendo lo suyo

Kickboxer (1989). Jean Claude Van Damme en su máximo esplendor.

La verdad es que no soy capaz de recordar cuando ví “Kickboxer” exactamente, pero sé que era novedad en el videoclub, porque era la típica película que todo el mundo quería coger y como solo había una o dos copias siempre estaba pillada. Era la típica película que o reservabas en el videoclub o no había manera. Lo que llamaba la atención era la portada, con Van Damme todo cachas y los puños llenos de cristales, porque decías “jo, en esta peli deben pegarse unas leches como panes”, y claro, la querías ver cuanto antes.

En “Kickboxer”, Van Damme se empleó a fondo: entrenamientos golpeando arboles, peleas con los puños llenos de cristales, bailes disco en la jungla… la película lo tiene todo!!!

Poster de la película de Jean Claude Van Damme KickboxerEl argumento de “Kickboxer” no es más simple porque no se puede: Kurt Sloane (Jean-Claude Van Damme) ve como su hermano Eric, campeón del mundo de kickboxing, va a pelear contra los mejores en Tailandia, y allí, el campeón local, Tong Po, lo deja paralítico de una soberana paliza. Kurt, cegado por la sed de revancha, se propone vengar a su hermano y para ello se entrena con el mejor preparador de kickboxing de Tailandia, Xian Chow, que le enseña los secretos del Muay Thai, la forma de kickboxing de la zona, a base de unos entrenamientos más duros que el acero y que son lo mejor de la película. Kurt se prepara a conciencia y finalmente se enfrenta a Tong Po en un combate a vida o muerte. ¿Quién ganará?.

Y así es “Kickboxer“, una película basada en el entrenamiento al que se somete Kurt hasta que se convierte en el guerrero definitivo y pelea con Tong Po para vengar a su hermano. No hay más argumento ni complicados giros de guión ni sopresas de hijos secretos ni nada de eso, esto es una película de artes marciales y mamporros a todo trapo, dividida en tres partes claras: 1, el hecho que provoca las ansias de venganza de Kurt; 2, el durísimo entrenamiento al que se somete, en plena jungla tailandesa, para convertirse en el guerrero de kickboxing definitivo; y 3, la lucha final contra Tong Po, el malo más malo del mundo mundial. Continúa leyendo Kickboxer (1989). Jean Claude Van Damme en su máximo esplendor.