Aliens, el regreso (1986). Ciencia ficción, alienígenas, marines y Ripley en una película made in James Cameron

Ey, yo fui al cine a ver “Aliens, el regreso”, y creo que tenía 10 u 11 años cuando me metí en aquella sala oscura para ver en pantalla bien grande como unos monstruos aterradores sembraban el pánico en una colonia espacial situada en el quinto pino… lo pase francamente mal. Me pase media película mirando entre las rendijas de mis dedos, porque me tapaba la cara con las manos para pasar el trago.

“Aliens, el regreso” me impacto sobremanera, porque era una mezcla de película de guerra y terror que me hizo pasar muy mal rato.

El poster clásico de Aliens El RegresoAsí que gracias a James Cameron por hacerme pasar ese mal rato y por adentrarme más que en una secuela, en esta evolución de “Alien, el octavo pasajero”. Si la película original era una cinta de terror puro y duro ambientada en el espacio, en “Aliens, el regreso” lo que Cameron nos entrega es a Ripley convertida en un pseudo marine del futuro, repartiendo mamporros y tiros por doquier, aniquilando aliens, en un híbrido perfecto de película de guerra-acción-terror. Para situarnos, lo que “Aliens, el regreso” nos cuenta, es la historia que viene tras la última escena de “Alien, el octavo pasajero” donde tras navegar a la deriva en el espacio durante 57 años, la teniente Ripley, única sobreviviente de la nave Nostromo, es rescatada y se reencuentra con los representantes de Weyland – Yutani, la voraz compañía para la que trabajaba y que sacrificó a sus compañeros con el objeto de conseguir un espécimen extraterrestre. Continúa leyendo Aliens, el regreso (1986). Ciencia ficción, alienígenas, marines y Ripley en una película made in James Cameron

Terminator (1984), el cyborg que viaja en el tiempo y nos cambió la vida. La primera película de la saga

¿Pero hay alguien que no haya visto Terminator?. Si lo hay y tú eres uno de ellos, ya estás yendo a por una copia de esta película, un superclásico de culto que revoluciono la historia del cine de masas en muchos sentidos, por ejemplo, el protagonista es el malo, y además ni se reforma ni pretende hacerlo.

Poster de la pelicula Terminator, de 1984Pero empecemos por el principio. En 1984, James Cameron era un joven director de 30 años que tenía como experiencias dirigiendo el corto “Xenogenesis”, en 1978, y la horrorosa “Piraña 2: los vampiros del mar”, en 1981. En estas que en 1984 el amigo James salta a la fama absoluta por dirigir “Terminator“, una película aparentemente de serie B protagonizada por uno de los cachas ochenteros por excelencia, Arnold Schwarzenegger, hiperfamoso en aquellos años por haber protagonizado las dos entregas de Conan en el cine, “Conan el bárbaro” y “Conan el destructor”.

Terminator” cambiaría en poco tiempo las vidas de ambos y la de casi todos los que participaron en esta película violenta, futurista y dura, donde los buenos modos no tienen cabida y donde lo oscuro campa a sus anchas. Continúa leyendo Terminator (1984), el cyborg que viaja en el tiempo y nos cambió la vida. La primera película de la saga