El sargento de hierro (1986). Clint Eastwood, el marine definitivo.

Estoy seguro de que la primera vez que ví “El sargento de hierro” (cochambrosa traducción de “Heartbreak Ridge”) fue en casa de un colega después de alquilarla en VHS. No sé porque la alquilamos, pero fue una de las mejores decisiones de mi vida, que duda cabe.

“El sargento de hierro” es recordada por muchos por las frases que contiene la película, algunas tan sutiles como “como alambre de espinas y bebo napalm”

Poster de la película El Sargento de HierroNada más empezar “El sargento de hierro” lo primero que oyes es una frase del personaje de Clint Eastwood, Tom Highway, en la que si hay 10 palabras, 8 son tacos. Y acto seguido, una buena pelea en la carcel, y no llevamos ni 5 minutos de película. Esa es la tarjeta de presentación de “El sargento de hierro“, y oye, a mi me funcionó, porque la disfruté, y la disfruto, como un tocinete, con toda su violencia y exaltación de la virilidad a todo trapo.

El argumento de “El sargento de hierro” es sencillo: un marine en los últimos años de su carrera militar, Tom Highway (encarnado por Clint Eastwood), un sargento de artillería, vuelve a uno de sus destinos anteriores en Estados Unidos, a hacerse cargo de un pelotón de reconocimiento, con la desaprobación de su superior, el mayor Powers (Everett McGill), que le ve como un soldado del pasado, como una máquina de matar vieja y caduca. Highway tendrá como misión enderezar al pelotón de marines, más ocupados bebiendo y pasando el rato que centrándose en su entrenamiento. Continúa leyendo El sargento de hierro (1986). Clint Eastwood, el marine definitivo.

Acorralado (1982), la carta de presentación de John Rambo.

“Acorralado” fue la película en la que apareció por primera vez uno de los iconos de los años 80 por excelencia: John Rambo. Si señores, en “Acorralado”, Sylvester Stallone se convierte en el gran Rambo y aparece en escena por primera vez, y durante los 80 apareció en dos películas más (y 20 años más tarde, en 2008, en “John Rambo”, la cuarta película de la saga), y se puede decir que el personaje quedó integrado en la cultura popular y que además generó miles de películas que imitaban su estilo y al personaje, un veterano de Vietnam incapaz de adaptarse a la vida civil después de haber vivido un inferno como aquel.

En “Acorralado” Sylvester Stallone se pone por primera vez en la piel de John Rambo. No sería la última.

Un poster poco común de la película AcorraladoLa verdad es que hoy en día “Acorralado” no ha perdido nada de su frescura, y sigue siendo una película muy disfrutable, de acción pura y dura, pero a la vez con un mensaje claro en su argumento y con un estilo que definió la manera de hacer mucho del cine de acción que se hizo desde entonces. Volví a ver “Acorralado” hace apenas una semana y pensaba que habría quedado envejecida y obsoleta, pero para nada, sigue siendo 100% dinamita (o napalm, por aquello del Vietnam).

La historia de “Acorralado” no puede ser más simple: John Rambo (Sylvester Stallone), un veterano del Vietnam, va en busca de un viejo amigo de su unidad en una zona montañosa de los Estados Unidos. Cuando le comunican que su amigo ha muerto de cáncer contraido en Vietnam, deambula hasta llegar a un pueblo en el que el Sheriff local le intercepta y le invita a que no se quede allí, ya que gente de su calaña (sucio, sin afeitar y con el pelo largo) no es bien recibida. Continúa leyendo Acorralado (1982), la carta de presentación de John Rambo.

La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.

La chaqueta metálica” no es una película de guerra al uso. No es convencional y no es fácil de digerir, porque aparte de mostrar la parte más amarga y dura de la guerra, la del campo de batalla, muestra la parte previa, la que nunca se ve, la parte en la que un grupo de jóvenes dejan de ser unos chavales normales y se convierten en unas auténticas máquinas de matar, dejando los sentimientos y parte de su humanidad a un lado para poder sobrevivir en el infierno de la guerra.

La película nos muestra la crudeza de la guerra no solo en el campo de batalla, sino también antes, en el momento de entrenarse para matar.

Poster de la pelicula La Chaqueta MetalicaLa chaqueta metálica” es una película dividida claramente en dos partes. La primera transcurre en la isla de Parish, donde un grupo de jóvenes recibe la instrucción militar para ir a la guerra de Vietnam. La segunda parte transcurre ya en Vietnam con ese mismo grupo de jóvenes ya en plena guerra. Cuando yo ví la película, la parte que más me impresionó con diferencia fue la primera, la centrada en el entrenamiento al que son sometidos el grupo de jóvenes. Un entrenamiento en el que directamente pasan de ser personas normales a auténticos animales dispuestos a matar y morir. Para que os hagais una idea, el auténtico protagonista de esta parte de “La chaqueta metálica” es el sargento instructor Hartman, el responsable de convertir a estos muchachos en soldados de verdad, y así se presenta a su nueva compañía de novatos, con este discurso claro y directo a la yugular, para que quede claro como funcionan las cosas durante la instrucción militar por la que van a pasar los reclutas:

 

La figura del sargento instructor pocas veces ha tenido tanta importancia en una película como en “La chaqueta metálica” donde es un hombre que saca el monstruo que algunos reclutas llevan dentro. Continúa leyendo La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.