El sargento de hierro (1986). Clint Eastwood, el marine definitivo.

Estoy seguro de que la primera vez que ví “El sargento de hierro” (cochambrosa traducción de “Heartbreak Ridge”) fue en casa de un colega después de alquilarla en VHS. No sé porque la alquilamos, pero fue una de las mejores decisiones de mi vida, que duda cabe.

“El sargento de hierro” es recordada por muchos por las frases que contiene la película, algunas tan sutiles como “como alambre de espinas y bebo napalm”

Poster de la película El Sargento de HierroNada más empezar “El sargento de hierro” lo primero que oyes es una frase del personaje de Clint Eastwood, Tom Highway, en la que si hay 10 palabras, 8 son tacos. Y acto seguido, una buena pelea en la carcel, y no llevamos ni 5 minutos de película. Esa es la tarjeta de presentación de “El sargento de hierro“, y oye, a mi me funcionó, porque la disfruté, y la disfruto, como un tocinete, con toda su violencia y exaltación de la virilidad a todo trapo.

El argumento de “El sargento de hierro” es sencillo: un marine en los últimos años de su carrera militar, Tom Highway (encarnado por Clint Eastwood), un sargento de artillería, vuelve a uno de sus destinos anteriores en Estados Unidos, a hacerse cargo de un pelotón de reconocimiento, con la desaprobación de su superior, el mayor Powers (Everett McGill), que le ve como un soldado del pasado, como una máquina de matar vieja y caduca. Highway tendrá como misión enderezar al pelotón de marines, más ocupados bebiendo y pasando el rato que centrándose en su entrenamiento. Continúa leyendo El sargento de hierro (1986). Clint Eastwood, el marine definitivo.

Amanecer rojo (1984). Los Estados Unidos invadidos por Rusia.

Como me suele pasar con estas películas, no recuerdo cuando ví “Amanecer rojo” la primera vez, pero sí recuerdo que lo que más me llamo la atención de esta película es el argumento, muy llamativo.

En la película los Estados Unidos son invadidos y conquistados por Rusia y sus aliados.

Un poster muy poco comun de la pelicula Amanecer RojoLa sola idea de que los Estados Unidos sean invadidos en su territorio ya es bastante atractiva y curiosona, y si encima los invasores son tus enemigos de toda la vida, los rusos, pues la cosa se pone bastante interesante. Así que lo que tenemos aquí, en “Amanecer rojo” es una película hecha en plena guerra fría sobre la posibilidad de que el pais de las barras y las estrellas sea invadido por los rusos malos y sus compinches, una idea bastante rocambolesca pero que desde luego tiene mucho atractivo y más aún si se trata de verlo en una película, como es el caso de esta.

La película está ambientada en la típica ciudad pequeña americana. Ya sabeis, chavales de instituto con sus cazadoras del equipo del colegio, etc…. Y precisamente todo empieza en un instituto, cuando los chavales ven como un montón de paracaidistas empiezan a caer del cielo. Continúa leyendo Amanecer rojo (1984). Los Estados Unidos invadidos por Rusia.

El final de la cuenta atrás (1980). La segunda guerra mundial y los viajes en el tiempo.

Los viajes en el tiempo siempre han sido un recurso muy útil para el cine desde el mismo momento en que se inventó, probablemente porque los grandes sueños del hombre sean volar, hacerse invisible y viajar en el tiempo. “El final de la cuenta atrás” utiliza los viajes en el tiempo desde el punto de vista de una película bélica, sentando las bases de las típicas paradojas temporales modernas que tanto se emplearían luego en películas como “Regreso al futuro”. ¿Cuales son esas paradojas temporales? Pues ya sabeis: ¿qué pasa si me encuentro con mis padres e impido que se conozcan, existiría yo? o por ejemplo, ¿es posible cambiar el pasado o el devenir del tiempo es inmutable?

En “El final de la cuenta atrás” encontramos un cruce entre película bélica y película de ciencia-ficción, incluyendo viajes en el tiempo.

Poster de la pelicula El Final de la Cuenta AtrasMadre mía, cuanta filosofía. Al grano, “El final de la cuenta atrás” nos cuenta la historia de un analista, Warren Lasky (interpretado por Martin Sheen después de haber hecho “Apocalypse Now”), que se embarca en el portaaviones USS Nimitz, atracado en Pearl Harbor (un portaaviones real) con la misión de analizar el funcionamiento del barco. Es recibido por la tripulación con cierto escepticismo sobre su trabajo, aunque cuenta con el apoyo y la ayuda del capitán del barco, Matthew Yelland (un  Kirk Douglas de 64 años y toda una estrella del cine clásico) y del comandante Owens (James Farentino), el mejor piloto del portaaviones. Hasta aquí todo correcto, el barco zarpa mar adentro, vemos como despegan y aterrizan aviones, etc… hasta que una inmensa y extraña tormenta tropical envuelve el barco al completo. La tormenta provoca a todos los tripulantes del USS Nimitz una fuerte conmoción, pero pasa rápidamente y todo parece estar bien, pero empiezan a darse cuenta de que no hay comunicación por radio y de que las cosas no están como las dejaron. Con el paso de las horas, descubrirán que el portaaviones ha viajado en el tiempo, hasta el 6 de diciembre de 1941, un día antes del ataque japonés a Pearl Harbor. Continúa leyendo El final de la cuenta atrás (1980). La segunda guerra mundial y los viajes en el tiempo.

La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.

La chaqueta metálica” no es una película de guerra al uso. No es convencional y no es fácil de digerir, porque aparte de mostrar la parte más amarga y dura de la guerra, la del campo de batalla, muestra la parte previa, la que nunca se ve, la parte en la que un grupo de jóvenes dejan de ser unos chavales normales y se convierten en unas auténticas máquinas de matar, dejando los sentimientos y parte de su humanidad a un lado para poder sobrevivir en el infierno de la guerra.

La película nos muestra la crudeza de la guerra no solo en el campo de batalla, sino también antes, en el momento de entrenarse para matar.

Poster de la pelicula La Chaqueta MetalicaLa chaqueta metálica” es una película dividida claramente en dos partes. La primera transcurre en la isla de Parish, donde un grupo de jóvenes recibe la instrucción militar para ir a la guerra de Vietnam. La segunda parte transcurre ya en Vietnam con ese mismo grupo de jóvenes ya en plena guerra. Cuando yo ví la película, la parte que más me impresionó con diferencia fue la primera, la centrada en el entrenamiento al que son sometidos el grupo de jóvenes. Un entrenamiento en el que directamente pasan de ser personas normales a auténticos animales dispuestos a matar y morir. Para que os hagais una idea, el auténtico protagonista de esta parte de “La chaqueta metálica” es el sargento instructor Hartman, el responsable de convertir a estos muchachos en soldados de verdad, y así se presenta a su nueva compañía de novatos, con este discurso claro y directo a la yugular, para que quede claro como funcionan las cosas durante la instrucción militar por la que van a pasar los reclutas:

 

La figura del sargento instructor pocas veces ha tenido tanta importancia en una película como en “La chaqueta metálica” donde es un hombre que saca el monstruo que algunos reclutas llevan dentro. Continúa leyendo La chaqueta metálica (1987). Dos caras de la guerra de Vietnam.