La cosa (1982), de John Carpenter. El alienígena de 1.000 caras salido del hielo.

Para muchos, entre los que me incluyo, “La Cosa” es la obra maestra del director John Carpenter, uno de los reyes del terror de las últimas décadas, aunque su esplendor estuvo en nuestra década favorita, los ochenta.

Con “La Cosa”, John Carpenter firmó su obra maestra, una película de terror perfecta llena de efectos viscerales que asusta y acojona de verdad.

Carpenter tiene un estilo muy propio y distinguible, reconocible por hacer uso del humor más negro de vez en cuando y también por usar siempre recursos propios de la serie B, un lugar en el que el director parece sentirse cómodo.

“La cosa” trata de un grupo de hombres aislados en un lugar inhóspito, la Antartida, que deben enfrentarse a una amenaza desconocida y terrorífica que no comprenden y no saben como combatir.

Poster de la película La Cosa, dirigida por John CarpenterEn “La cosa”, John Carpenter nos cuenta la historia de una estación científica norteamericana en la Antartida, cuyos habitantes, pocos y todos hombres, se despiertan un buen día viendo como un helicóptero persigue y dispara a un perro que corre por la nieve. El perro se refugia en la estación americana, y los ocupantes del helicóptero van a por él, teniendo que enfrentarse con los americanos, que no entienden que pasa y porque son atacados. Los perseguidores del perro mueren en la refriega, y los americanos descubren que son miembros de la estación noruega, así que deciden ir allí a ver que ha pasado, y van en helicóptero, pilotado por MacReady (Kurt Russell, el actor fetiche de Carpenter). Lo que encuentran al llegar es desolador: la estación noruega ha sido quemada y todos sus habitantes están muertos. Una vez allí, encuentran unas cintas de vídeo, que se llevan, junto con un cadaver muy extraño y calcinado.

Continúa leyendo La cosa (1982), de John Carpenter. El alienígena de 1.000 caras salido del hielo.