E.T, el extraterrestre (1982). Un cuento familiar de ciencia-ficción.

¿Pero hay alguien en el planeta que no haya visto “E.T., el extraterrestre“? Probablemente no, porque es una de esas películas que definen un momento y que se convierten en un clásico imperecedero. Son lo que yo llamo “películas inolvidables” porque cuando te vas a olvidar de ellas, las vuelven a pasar en algún canal de TV. “E.T., el extraterrestre” es de esas películas.

Yo ví “E.T, el extraterrestre” en el cine, cuando se estrenó en su día, allá por 1982.

Poster de la edicion del 20 aniversario de la pelicula ETEs una de las primeras películas que recuerdo haber visto en pantalla grande, junto con “Tron” o “El retorno del Jedi”. Solo por eso esta película tiene un significado especial, aunque nunca entendí porque E.T le resultaba tan simpático a la gente. A mi me hizo gracia en determinados momentos pero vamos, que yo no me lo llevaría a casa.

El argumento de “E.T, el extraterrestre” es aparentemente sencillo: una noche, un grupo de seres alienígenas ha aterrizado en una zona boscosa de los Estados Unidos. Es de noche, y los alienígenas recorren el bosque buscando y recogiendo plantas que llevan a su nave, como si tomarán muestras de vida vegetal. Paralelamente, vemos como unos hombres aparecen con luces y camiones, buscando algo. Los alienígenas, asustados, corren para subir a su nave y escapar, pero uno de ellos, se retrasa y deben dejarlo en el planeta Tierra. El alienígena abandonado es E.T, el extraterrestre, nuestro protagonista. E.T, asustado y sin saber donde meterse huye de sus perseguidores para acabar escondiéndose en el cobertizo de la típica casa americana con jardín y cercana al bosque. Continúa leyendo E.T, el extraterrestre (1982). Un cuento familiar de ciencia-ficción.