Conan, el Bárbaro (1982). Espada, brujería y mundos de fantasía.

Por si alguien no lo sabe, Conan es un personaje que no nació en los comics ni en esta película, sino en la mente de Robert E. Howard, escritor que nació en 1906 y que murió con tan solo 29 años en 1936. Él creó a Conan, el bárbaro, un personaje que habita en un tiempo indeterminado y un mundo fantástico, a medio camino entre la prehistoria y la época medieval. Un mundo lleno de fantasía, brujería, espadas, guerreros, magos, etc…

Conan, el bárbaro” es la adaptación de parte de las historias del personaje, que de la mano de John Milius (director y guionista) y Oliver Stone (guionista) se convirtieron en película en 1982. Una película influenciada por las historias de Robert E. Howard, que adapta, y la estética del comic, dado que Conan ya llevaba años apareciendo en las páginas de comics y siendo muy popular.

Para encarnar a “Conan, el bárbaro” el elegido fue Arnold Schwarzenegger, en la película que le lanzó al estrellato.

El poster clasico de la pelicula Conan el BarbaroConan, el bárbaro” nos cuenta la historia de Conan, un Cimmerio, un hombre del norte, que siendo niño ve como su familia y su pueblo son asesinados por un grupo de guerreros desconocidos que llevan un estandarte en el que dos serpientes se enfrentan entre sí con un fondo de sol y luna negros. Conan es hecho prisionero y esclavizado hasta la edad adulta, en la que su dueño lo explota como gladiador, haciendo algo que se le da muy pero que muy bien, combatir a muerte. Cuando sus vistorias son muchas, su dueño lo lleva al este donde aprende el arte de la espada y también tiene acceso a la cultura. Un día, su dueño libera a Conan, dándole la libertad y permitiéndole huir. Desde ese momento, cuando llevamos media hroa de película, lo que vemos en “Conan, el bárbaro” es el viaje que emprende Conan en busca de los hombres que asesinaron a su pueblo, en busca de venganza. En su camino encontrará una tumba donde conseguirá su espada, se cruzará con brujas, conocerá a Subotai, un arquero arquiniano que viajará con él, y finalmente ambos conocerán a Valeria, una guerrera y ladrona rubia junto con la que robarán en el templo de la serpiente de Seth. Al cometer ese robo, los tres son llevados ante el rey Osric, cuya hija se ha unido a los fieles de Seth y a quien él quiere recuperar. Les ofrece muchas riquezas, pero lo que a Conan le interesa es la venganza, ya que el lider del culto de Seth es Thulsa Doom (encarnado por James Earl Jones), el brujo responsable de la muerte de su pueblo. Continúa leyendo Conan, el Bárbaro (1982). Espada, brujería y mundos de fantasía.