Risky Business (1983). Un joven solo en casa, una prostituta, un negocio casero… un clásico

Risky Business es una de esas películas de un Tom Cruise comenzando, con sus imprescindibles Rayban Wayfarer negras, ahora tan de moda, y su sonrisa encantadora y pícara.

Es una de esas películas sobre ir en busca de chicas y diversión, esas en las que de verdad quieres identificarte con el protagonista, ser como él.

Poster clásico de la película Risky BusinessUna comedia fácil pero entretenida y ligera, típica de los 80. Básicamente lo que tenemos aquí son adolescentes muy salidos, fiesta loca, chicas guapas, catastrofes caseras y todo lo necesario para pasar un buen rato.

El argumento trata sobre Joel Goodsen, un jovencito de sólo 17 años que, harto de ser la imagen perfecta de un adolescente responsable y estudioso, aprovecha que sus padres se van de vacaciones para comenzar su rebelión y comienzo de su transición a la edad adulta, quemando asfalto montado en el deportivo de su padre.

Además del papel del protagonista, en el que podríamos decir que Cruise casi hace de sí mismo, o el papel que ha hecho en tantos filmes; hay que destacar a Rebecca de Mornay, que sale guapa como un sol y graciosa en su papel como mujer de la calle; en uno de los pocos papeles buenos que ha tenido, ya que ha quedado prácticamente para bodrios de serieB.

La música, de Tangerine Dream, es apropiada y muy buena, confiriendole a la película como nada ese toque tan eighties.

Aquí podeis ver el trailer de Risky Business, y daros cuenta de lo que os espera en esta película:

Podemos decir que esta película no es nada del otro mundo, pero si perfecta para una comedia juvenil de los 80, con bastantes escenas eróticas del género. Es de esas que sin proponértelo te tragas enteras cuando las echan en la tele y te dejan con una buena sensación al final. Además nos dejó momentos míticos como esa escena del baile en calzoncillos, oda al adolescente exaltado por su nueva libertad sin la supervisión de sus padres.

Aquí la escena más recordada y parodiada de la película, el baile de Tom Cruise en calzoncillos:

Como curiosidad, David Arquette hace un homenaje en Nunca me han besado al personaje de Cruise en esta película, que se ha convertido en un clásico en muchos sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>