Tron (1982). La película con la que Disney se pasó a la ciencia ficción en una historia de humanos dentro de computadoras

Ey, que yo vi “Tron” en el cine, allá por el lejano 1982, y supongo que mis papis me llevaron al cine porque era una película de Disney, razón por la cual muchos otros papis también llevaron a sus hijos a ver “Tron”, porque si es de Disney seguro que es una historia feliz, de amistad y amor y con un dulce final… ¿o no?

“Tron” supuso un paso arriesgadísimo de Disney. Una película enfocada a un público adolescente y adulto con temática de ciencia ficción y visualmente rompedora… y arriesgada

Poster de la película Tron, de 1982Cuando termino aquella sesión de cine, hubo imágenes de la película que se me quedaron grabadas a fuego en el cerebro por su potencia visual, uno de los más grandes atractivos de esta arriesgadísima película de Disney, que dibujo un nuevo panorama en los efectos especiales y en la estética de las películas.

“Tron” nos cuenta la historia de Kevin Flynn (Jeff Bridges), un brillante y joven programador, lleno de ego y que se cree superguay, que ve como Dillinger, uno de los ejecutivos de la empresa en la que trabaja le ha robado la autoría de muchos de sus juegos y programas. Como no puede demostrar que las cosas han sido así, debe abandonar la compañía y acabar trabajando en un salón de videojuegos, aunque con la ayuda de excompañeros suyos de trabajo, consigue volver a infiltrarse en la empresa para acceder a cierta información y porque además están probando un nuevo sistema de seguridad. De repente Flynn es absorbido por la computadora de la compañía, pasando a existir en un mundo virtual donde los programas tienen el aspecto de sus creadores y donde deben defenderse del sistema. Inicialmente Fynn es confundido con “Clu”, un programa que el mismo creó, y se lanza a buscar a “Tron”, un programa de ayuda al usuario para intentar volver al mundo real y demostrar la culpabilidad de Dillinger. Para ello, deberá sortear todo tipo de situaciones en este mundo digital que le es ajeno.

Cuando acabé de ver la película en el cine, siendo un crio, estaba flipado por los colores, por la estética, por todo lo visual (las motos de luz, los malos de color rojo…), pero no entendí absolutamente nada del argumento ni de la historia… pero no importaba… a pesar de no entender de que iba la película, “Tron” se hizo un hueco en mi corazoncito por su fuerza visual, que solo se comprende viendo la película y situándola en su contexto. Aquí, en esta peli, y en 1982 vemos los primeros intentos de animación digital, y un juego de colores y una fuerza visual basada en el contraste que no ha vuelto a repetirse.

Para muestra de la fuerza visual de la película “Tron”, echadle un ojo a su trailer:

Aunque solo sea por la estética y la innovación que supuso “Tron” para su época, vale la pena echarle un buen vistazo… probablemente Disney se adelanto muchos años con esta peli, que se entiendo mucho mejor hoy que hace casi 30 años, cuando fue creada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>