Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.

No sé muy bien porque pero “Exploradores” es una de esas películas que a todo el mundo le suena haber visto pero que casi nadie recuerda con nitidez. Eso sí, el que la ha visto generalmente opina que es de lo mejor que ha visto en su vida. “Exploradores” lo tiene todo para triunfar: aventura, amistad, naves espaciales, alienígenas, efectos especiales de primer nivel (para 1985), y la verdad es que cuando la ves hoy en día conserva toda su frescura y es igualmente divertida. No sé porque no es tan recordada como otras pelis de la época mucho más inferiores en todos los niveles, pero bueno, para eso estamos aquí, para subsanar este tremendo error o injusticia mundial y hacer que los que no hayais visto la película todavía, corrais a hacerlo.

“Exploradores” cuenta una historia que a todos nos hubiera gustado vivir de chavales: ir al espacio con nuestros amigos.

Poster de la película ExploradoresLa historia que nos cuenta “Exploradores” es la de una aventura espacial en toda regla: tenemos a un chaval, Ben (interpretado por un adolescente Ethan Hawke), que está obsesionado con la vida extraterrestre y que devora película tras película de ciencia ficción. Ben tiene sueños bastante extraños en los que se ve flotando entre circuitos impresos. Recuerda tan bien estos sueños que dibuja lo que ve y lo comparte con su amigo Wolfgang (River Phoenix), el típico chaval superempollón que no tiene más amigos que Ben y que es continuamente ridiculizado por sus compañeros de instituto. Wolfgang le dice a Ben que lo que sueña es un circuito y que puede fabricarlo y conectarlo a su ordenador a ver que es lo que hace, así que tenemos a Wolfgang metido en su garaje-taller trabajando como un loco hasta que consigue fabricar el circuito. Al tema se apunta Darren, el típico chaval marginado de clase social baja que se hace amigo de Ben cuando evita que el chulillo de turno le rompa los morros en una pelea escolar. Ben, Wolfgang y Darren activan el circuito con el que ha soñado Ben y de la nada se genera una esfera perfecta del tamaño de una pelota de tenis que flota en el aire. A partir de aquí, y resumiendo, los chavales descubren que lo que tienen entre manos es un campo de fuerza y que pueden usarlo para, por ejemplo, viajar por el espacio.

Los protagonistas de la película cumplen todos los arquetipos de los chavales preadolescentes: el chico normal, el rebelde y el empollón, pero todos son unos inadaptados que se sienten fuertes y unidos como grupo.

Después de varias pruebas, la panda de colegas descubre que puede utilizar el campo de fuerza para meterse dentro de él y desde allí dirigirse a donde quieran volando a velocidades inimaginables, así que deciden construir una especie de nave espacial para meterla dentro del campo de fuerza, y ellos a su vez meterse dentro para viajar al espacio exterior. Antes hacen varias pruebas con el campo de fuerza, que van desde hacer agujeros en el suelo y perforar media montaña a elevar por el aire a Ben, para que pueda espiar a Lori, la chica de la que está enamorado. Para construir la nave que les permitirá viajar utilizan una vieja atracción de feria y la bautizan como “El camino del trueno”, en honor de la canción de Bruce Springsteen “Thunder Road”.

En este vídeo podeis ver el proceso de construcción de “El camino del trueno” al ritmo de la banda sonora de la película, compuesta por Jerry Goldsmith:

Y aquí, tras haberlo construido, podemos ver el primer vuelo de “El camino del trueno”, pilotado por la panda de tres colegas:

Una vez que han conseguido ponerse a volar y han probado que el campo de fuerza funciona tras un primer vuelo se plantean el siguiente paso: ir al espacio exterior. Así que ni cortos ni perezosos se preparan para el viaje de sus vidas. Dicho y hecho, los chavales salen hacia el espacio exterior y una vez que han dejado la atmósfera terrestre se ven atraidos hacia el interior de una nave alienígena. Una vez han llegado allí, y depués de recorrer la nave en busca de sus habitantes, se encuentran finalmente con dos alienígenas que tienen una visión de La Tierra creada solo a partir de lo que han visto en emisiones de televisión de nuestro planeta. Los muchachos alucinan con lo que se encuentran, incluyendo a un alienígena intrepretando una versión del “All around the world” de Little Richard, que para la película fue grabada por Robert Palmer e inmortalizada en este videoclip:

De aquí al final hay algunos de los mejores minutos de la película, y conviene que si no la has visto la veas y si ya la has visto, pues mira, la vuelves a ver, que seguro que es mejor que el 95% de las cosas que te vas a encontrar hoy en día en la TV.

“Exploradores” es una película 100% Joe Dante, que el año anterior había firmado “Gremlins”. Es una aventura de adolescentes en su estado más puro, con el humor y la inocencia que corresponde, pero también con un mensaje de cierto fondo, que es la imagen de nosotros mismos como sociedad que transmitimos a través de la televisión. ¿Qué idea tendrías de la Tierra y de los humanos si tu única fuente de información fuera la televisión?, pues a esa pregunta te contestan los protagonistas alienígenas de “Exploradores”.

Toda la película está impregnada de homenajes al cine de ciencia ficción de serie B en forma de carteles, emisiones de autocine o a través de las películas que Ben ve en su televisión. A lo largo de toda la película se reconocen fragmentos de clásico de la ciencia ficción como “La Guerra de los Mundos” o “Ultimatum a la Tierra”, entre muchos otros.

En un clásico de las aventuras juveniles en toda regla, tanto por el tema de la película (¿quién no ha soñado de chaval con volar por el espacio?) como por el tratamiento y el desarrollo de la historia. Así que ya sabes, hazte un favor e inverte una hora y cuarente y dos minutos de tu vida en ver esta película, porque no te arrepentirás.

6 comentarios sobre “Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.”

  1. Vaya, mira que llevo años buscando esta peli.

    La vi de niño y se me quedó grabada la imagen del cubo de la basura como frontal de la nave,jajaja ¡menudo puntazo!

    Ahora que ya sé cual es voy a verla en cuanto la consiga. Gracias.

  2. Es una de esas peliculas que te hacen soñar por un instante mientras la ves, es entrañable! Yo no la vi en su epoca pero si la hace unos pocos años cuando mirando por web supe de ella.

    Estaria bien volver a visionar peliculas de los 80.

  3. Esta pelicula me recuerda, o tiene una tematica parecida, a “El vuelo del navegante” donde un niño se despierta en una epoca que no es la suya y tiene contacto con un OVNI en una estacion de la NASA y lo pilota. Bueno , algo asi era, lo he resumido demasiado jaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>