Una pandilla alucinante (1987). Monstruos contra adolescentes ochenteros.

Hubo una época en los 80 en que era habitual que muchas películas las protagonizarán pandillas o grupos de chavales preadolescentes, como pasó por ejemplo en “Exploradores” o en “Los Goonies”. Y también hubo un momento en el que se puso de moda cruzar géneros entre sí o jugar con los límites, mezclando terror y humor, por ejemplo, como pasó en “Noche de miedo”.

En “Una pandilla alucinante” tenemos una película que cruza el género de monstruos con las películas de grupos de chavales.

Poster en inglés de la película Una Pandilla AlucinanteEsta curiosa mezcla es lo que nos ofrece “Una pandilla alucinante”, un cruce imposible entre las películas de monstruos con las películas protagonizadas por grupetes de chavales, donde no faltan todos los tópicos: en la pandilla hay un listo, un gordo y un macarra, como debe ser. Pero bueno, ¿de qué va “Una pandilla alucinante”?.

Una pandilla alucinante” comienza con un flashback hace 100 años, donde vemos a Van Helsing combatiendo a Drácula en un castillo. Una joven recita junto a Van Helsing unas palabras y se abre un vórtice dimensional que absorbe a todos los del castillo. Acto seguido pasamos a la actualidad, donde vemos el típico instituto americano de ciudad pequeña típica americana y conocemos a unos chavales de entre 12 y 14 años calculo que son colegas y se pirran por las películas de monstruos y por todos los temas filosóficos que les rodean (como por ejemplo las formas de matar a un vampiro o si el hombre lobo tiene pelotas o no), y se llaman a si mismos “La pandilla del monstruo” (que es la traducción literal de “The monster squad”, el título original de la película). Continúa leyendo Una pandilla alucinante (1987). Monstruos contra adolescentes ochenteros.

Aventuras en la gran ciudad (1987). Una niñera, unos adolescentes y una escapada nocturna en una sola película

En los 80 abundaron un tipo de comedias tirando a lo muy simplón y con unos esquemas muy cerrados en las que sabías de antemano todo lo que iba a pasar en la peli, porque todo era tremendamente previsible. Comedias muy “blancas”, sin más pretensiones que hacer pasar un buen rato. Pues bien, “Aventuras en la gran ciudad” es una película que cumple a rajatabla esa premisa: es predecible, es típica, está llena de tópicos… pero oye, que entretiene un buen rato y encima suele ser recordada con bastante cariño.

“Aventuras en la gran ciudad” es la típica comedia 80s previsible y tontorrona, pero muy disfrutable y entretenida

Poster en ingles de Aventuras en la gran ciudadLo que nos cuenta “Aventuras en la gran ciudad” es superoriginal, tenemos a Chris Parker (Elisabeth Shue), una chica que planeaba pasar una velada especial cuando su novio (el típico ultracapullo americano) la cancela. Entonces accede a hacer de niñera de dos hermanos, un adolescente (que está coladísimo por Chris) y una niña fan a muerte del superhéroe Thor, el de Marvel. Está convencida de que va a pasar una noche sosegada cuando recibe la llamada de Brenda (Penelope Ann Miller), una amiga que se acaba de escapar de casa y se encuentra acojonada perdida en medio de la gran ciudad. Para ayudar a Brenda, todos viajarán al centro de la ciudad, con algún invitado de más, y por supuesto, deberán salvar a Brenda y voler a la seguridad del hogar sin que los padres de los chavales se enteren absolutamente de nada. Así que ya os podeis imaginar lo que va a pasar aquí: carreras a lo loco, situacioens de lo más variopinto, enredos de todos los tipos y clases, y así hasta saber si los chavales son capaces de cumplir con éxito su misión, ¿lo serán? Continúa leyendo Aventuras en la gran ciudad (1987). Una niñera, unos adolescentes y una escapada nocturna en una sola película

En busca del arca perdida (1981). La película que nos presentó al señor Indiana Jones

La verdad es que escribir sobre “En busca del arca perdida” no es nada fácil, la verdad. Hay auténticos rios de tinta y bits escritos sobre esta película y sobre la saga de Indiana Jones, y es muy dificil poder aportar algo… pero aún así lo intentaremos.

“En busca del arca perdida” es probablemente una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos.

Cartel de la película En Busca del Arca PerdidaLa verdad es que al bueno de Steven Spielberg (asociado con otro figura 80s como George Lucas y apoyado por la impresionante banda sonora de John Williams) le salió una obra redonda en ese sentido, porque “En busca del arca perdida” es puro entretenimiento desde el principio hasta el final, con una fórmula de aventuras salpicadas con humor, momentos de tensión, unas gotas de fantasía y buenos efectos especiales y unos protagonistas con un carisma que tira para atrás. Una fórmula que se intentó imitar miles de veces con resultados muy lejanos de la original. ¿Qué de que va “En busca del arca perdida”? Si haces esa pregunta debes ser un alienígena o haber estado encerrado en un agujero oscuro los últimos 30 años de la historia del mundo. Las aventuras de Inidiana Jones, el arqueólogo más famoso de todos los tiempos comenzaron en esta película, la primera de 4 hasta la fecha, que nos cuenta como el bueno del arqueólogo Indiana Jones debe recuperar el arca de la alianza, donde Moises guardó las tablas de los diez mandamientos, de las manos de los nazis (estamos en los albores de la II Guerra Mundial) para evitar que hagan uso de su poder ante la amenaza de lo desconocido y de su poder de destrucción. Continúa leyendo En busca del arca perdida (1981). La película que nos presentó al señor Indiana Jones

la princesa prometida (1987). ¿La película perfecta de principes y princesas?

Si te gustan los clásicos con duelos de esgrima a muerte, combates, combates y más combates , héroes, venganzas terribles y desmedidas, y finales edulcorados con el milagro del amor verdadero, tienes que ver esta película urgentemente y sin excusas.

“La princesa prometida” es una película ya clásica de aventuras, con un toque 80s que le da un algo muy especial.

Poster de la película La Princesa Prometida, bien bonito.Todo comienza con un abuelo en la época actual (bueno, en los 80s) que le cuenta a su nieto enfermo un cuento para pasar la tarde, aunque al chaval no le apetece nada. El cuento es, en efecto, “La princesa prometida”, y ahí arranca la película. La historia de “La princesa prometida” nos sumerge en el mágico reino de Florín, de la mano de Buttercup y Westley, una pareja de  idílicos enamorados, que se verán acosados por todo tipo de desgracias a las que tendrán que enfrentarse, y que, obviamente, superarán gracias a su infinito amor y valentía. A su vez, la preciosa Buttercup es el objeto de deseo del maquiavélico príncipe Humperdinck, que hará todo lo posible, más allá del bien y del mal, para conseguir casarse con ella. La película está empañada con un toque humorístico y sarcástico que es todo un acierto, hay diálogos que son una delicia y quedarán en nuestra memoria, pese a que lo intentemos evitar: “ Hola, me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. ¡Prepárate a morir!”, un personaje que eclipsa, por su carisma, a los principales en determinados momentos… un ladrón de escenas. Continúa leyendo la princesa prometida (1987). ¿La película perfecta de principes y princesas?

Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.

No sé muy bien porque pero “Exploradores” es una de esas películas que a todo el mundo le suena haber visto pero que casi nadie recuerda con nitidez. Eso sí, el que la ha visto generalmente opina que es de lo mejor que ha visto en su vida. “Exploradores” lo tiene todo para triunfar: aventura, amistad, naves espaciales, alienígenas, efectos especiales de primer nivel (para 1985), y la verdad es que cuando la ves hoy en día conserva toda su frescura y es igualmente divertida. No sé porque no es tan recordada como otras pelis de la época mucho más inferiores en todos los niveles, pero bueno, para eso estamos aquí, para subsanar este tremendo error o injusticia mundial y hacer que los que no hayais visto la película todavía, corrais a hacerlo.

“Exploradores” cuenta una historia que a todos nos hubiera gustado vivir de chavales: ir al espacio con nuestros amigos.

Poster de la película ExploradoresLa historia que nos cuenta “Exploradores” es la de una aventura espacial en toda regla: tenemos a un chaval, Ben (interpretado por un adolescente Ethan Hawke), que está obsesionado con la vida extraterrestre y que devora película tras película de ciencia ficción. Ben tiene sueños bastante extraños en los que se ve flotando entre circuitos impresos. Recuerda tan bien estos sueños que dibuja lo que ve y lo comparte con su amigo Wolfgang (River Phoenix), el típico chaval superempollón que no tiene más amigos que Ben y que es continuamente ridiculizado por sus compañeros de instituto. Wolfgang le dice a Ben que lo que sueña es un circuito y que puede fabricarlo y conectarlo a su ordenador a ver que es lo que hace, así que tenemos a Wolfgang metido en su garaje-taller trabajando como un loco hasta que consigue fabricar el circuito. Al tema se apunta Darren, el típico chaval marginado de clase social baja que se hace amigo de Ben cuando evita que el chulillo de turno le rompa los morros en una pelea escolar. Ben, Wolfgang y Darren activan el circuito con el que ha soñado Ben y de la nada se genera una esfera perfecta del tamaño de una pelota de tenis que flota en el aire. A partir de aquí, y resumiendo, los chavales descubren que lo que tienen entre manos es un campo de fuerza y que pueden usarlo para, por ejemplo, viajar por el espacio. Continúa leyendo Exploradores (1985). La película en la que una panda de amigos se lanza a la conquista del espacio.

El dragón del lago de fuego (1981). Dragones, magos, espadas y doncellas en una sola película…¿qué más se puede pedir?

Desde luego no hay duda de que los ochenta, por la razón que fuera, representaron la era dorada de ese subgenero que se llamó “espada y brujería”, y que básicamente consiste en reunir monstruos milenarios, guerreros, magos y doncellas y meterlos a todos en un argumento más o menos coherente y hacer una película con ello. Hijas de este tiempo son películas como “Conan, el bárbaro” y su secuela, “Krull”, “Ator, el poderoso” y su secuela, “El señor de las bestias”,  “Tygra, hielo y fuego”, “Furia de titanes”, “Q, la serpiente voladora”, y la que hoy nos ocupa, “El dragón del lago de fuego“, una película bastante olvidada pero que es justo recuperar.

“El dragón del lago de fuego”, película injustamente olvidada, tiene el valor de contemplar uno de los mejores dragones (o el mejor) que nos ha dado el cine: Vermithrax

Poster en ingles de la película El Dragón del Lago de FuegoEl dragón del lago de fuego” nos cuenta una historia muy típica pero no por ello menos atractiva: en el reino de Urland viven aterrorizados por la presencia de un dragón, Vermithrax, que ha llegado a un pacto con el rey Casiodorus, y a cambio de no destruir el reino recibe el sacrificio de varias vírgenes del lugar. La virgen a sacrificar se decide en un sorteo en el que participan todas las doncellas del reino. Desesperados por la situación, un grupo de campesinos liderados por el joven Valerian se dirige a Craggenmoor, donde vive el viejo mago Ulrich, en el que depositan sus esperanzas para acabar con el dragón y al que le piden ayuda. Continúa leyendo El dragón del lago de fuego (1981). Dragones, magos, espadas y doncellas en una sola película…¿qué más se puede pedir?

El lago azul (1980), un naufragio, una isla tropical y una pareja

Desde luego “El lago azul” es una película bastante peculiar, porque reune a partes iguales dosis de aventuras y de romanticismo y amor de lo más pastelón. Cuando la ví en los años 80 me gustó sobre todo la parte de las aventuras, porque el resto de la película es bastante dulzón, pero lo cierto es que, vista hoy, el conjunto y la mezcla es justo lo que le da a “El lago azul” su punto más especial, y lo que ha hecho que la película sea hoy día un clásico.

En “El lago azul”, ambientada en una isla tropical, hay un equilibrio perfecto entre aventuras e historia de amor a lo largo de toda la película

Poster de la película El Lago AzulDesde luego, “El lago azul” no es una película de amor, pero tampoco es una película de aventuras, es justo lo que hay entre esos dos extremos.

¿Y qué historia nos cuenta esta película? “El lago azul” comienza con un velero de la época victoriana navegando. En él viajan dos niños, Emmeline (Brooke Shields, cuando la niña crece, que cuando hizo esta película tenía 14 años) y Richard (al que da vida, cuando crece, Christopher Atkins), que hacen la ruta del cabo de Hornos con el padre de Richard, que cuida además de Emmeline, ya que sus padres murieron. Durante el viaje, el velero naufraga, y los niños van a parar a un bote salvavidas con el ayudante de cocina, Paddy. Aunque hay más supervivientes, los niños y Paddy se separan de ellos al ir en un bote y acaban apareciendo, días después, en una isla tropical, donde comienzan a vivir y donde Paddy les enseña a alimentarse, a cazar, a construir cabañas, etc. Continúa leyendo El lago azul (1980), un naufragio, una isla tropical y una pareja

Superman II (1980). Más supervillanos, pero menos película.

Esta película, la segunda de Superman, me provoca sentimientos encontrados, porque “Superman II” se rodó al mismo tiempo que “Superman, la película”, pero el resultado no fue el mismo, sobre todo porque al haber un cambio de director de por medio (Richard Donner fue sustituido por Richard Lester) el tono de la película cambió, y mucho. De hecho “Superman II” tiene mucho de comedia y menos de tono serio y épico más propio de una historia de un tipo todopoderoso como Superman.

“Superman II” es una digna continuación de la primera película, pero es muy distinta, y para mi, no alcanza el nivel de la primera ni de lejos, aunque tiene su encanto.

Poster en ingles de la pelicula Superman IIEn “Superman II” hay ingredientes que invitan al optimismo: Superman se enfrenta a tres supervillanos con superpoderes, además pierde sus poderes y es tachado de cobarde por la sociedad, etc., pero esas cosas que prometen se ven comprometidas por los ingredientes que “estorban” en la película, como demasiados gags cómicos, el poquísimo protagonismo de personajes como Lex Luthor o Jimmy Olsen o el nulo carisma de Margot Kidder como Lois Lane (lo siento, pero nunca me ha convencido esta actriz como Lois Lane). Eso sí, Christopher Reeve está enorme, tanto en lo cómico como en lo dramático, y es, desde luego, lo mejor de la película. Pero bueno, vamos al grano y hablemos de lo que nos cuenta “Superman II”. La película arranca con un resumen de casi 10 minutos de la primera película mientras nos muestra los títulos de crédito, para luego contarnos la historia de tres criminales de Krypton, el general Zod, Non y Ursa, que son condenados por Jor-El, el padre de Superman, a vagar por la eternidad encerrados en la zona fantasma. A todo esto, de vuelta a la actualidad, unos terroristas amenazan con volar la Torre Eiffel con una bomba de hidrógeno. En París está Lois lane, y para allá que va Clark Kent. Superman se deshace de la bomba, lanzándola al espacio, pero ésta explota y libera a los tres criminales de la zona fantasma, que se dirigen a la Tierra a sembrar el caos y la destrucción, ya que al llegar a nuestro planeta adquieren los mismos poderes que el hombre de acero, ¿podrá Superman hacer frente a tres criminales con sus mismos poderes?. Continúa leyendo Superman II (1980). Más supervillanos, pero menos película.

Conan, el Bárbaro (1982). Espada, brujería y mundos de fantasía.

Por si alguien no lo sabe, Conan es un personaje que no nació en los comics ni en esta película, sino en la mente de Robert E. Howard, escritor que nació en 1906 y que murió con tan solo 29 años en 1936. Él creó a Conan, el bárbaro, un personaje que habita en un tiempo indeterminado y un mundo fantástico, a medio camino entre la prehistoria y la época medieval. Un mundo lleno de fantasía, brujería, espadas, guerreros, magos, etc…

Conan, el bárbaro” es la adaptación de parte de las historias del personaje, que de la mano de John Milius (director y guionista) y Oliver Stone (guionista) se convirtieron en película en 1982. Una película influenciada por las historias de Robert E. Howard, que adapta, y la estética del comic, dado que Conan ya llevaba años apareciendo en las páginas de comics y siendo muy popular.

Para encarnar a “Conan, el bárbaro” el elegido fue Arnold Schwarzenegger, en la película que le lanzó al estrellato.

El poster clasico de la pelicula Conan el BarbaroConan, el bárbaro” nos cuenta la historia de Conan, un Cimmerio, un hombre del norte, que siendo niño ve como su familia y su pueblo son asesinados por un grupo de guerreros desconocidos que llevan un estandarte en el que dos serpientes se enfrentan entre sí con un fondo de sol y luna negros. Conan es hecho prisionero y esclavizado hasta la edad adulta, en la que su dueño lo explota como gladiador, haciendo algo que se le da muy pero que muy bien, combatir a muerte. Cuando sus vistorias son muchas, su dueño lo lleva al este donde aprende el arte de la espada y también tiene acceso a la cultura. Un día, su dueño libera a Conan, dándole la libertad y permitiéndole huir. Desde ese momento, cuando llevamos media hroa de película, lo que vemos en “Conan, el bárbaro” es el viaje que emprende Conan en busca de los hombres que asesinaron a su pueblo, en busca de venganza. En su camino encontrará una tumba donde conseguirá su espada, se cruzará con brujas, conocerá a Subotai, un arquero arquiniano que viajará con él, y finalmente ambos conocerán a Valeria, una guerrera y ladrona rubia junto con la que robarán en el templo de la serpiente de Seth. Al cometer ese robo, los tres son llevados ante el rey Osric, cuya hija se ha unido a los fieles de Seth y a quien él quiere recuperar. Les ofrece muchas riquezas, pero lo que a Conan le interesa es la venganza, ya que el lider del culto de Seth es Thulsa Doom (encarnado por James Earl Jones), el brujo responsable de la muerte de su pueblo. Continúa leyendo Conan, el Bárbaro (1982). Espada, brujería y mundos de fantasía.

En busca del fuego (1981). Aventuras en la prehistoria de la humanidad.

Antes de nada, hay que decir que “En busca del fuego” es una película muy pero que muy peculiar. En mi opinión es una gran película, pero es cierto que sacarla adelante debió ser dificil, teniendo en cuenta lo siguiente: es una película en la que no se habla en ningún idioma real (hay sonido y los personajes hablan, pero en su propio idioma, que el espectador no entiende ni se subtitula), está ambientada en la prehistoria y además tiene un tono cercano al documental en muchos momentos. Si te dicen esto antes de ver “En busca del fuego“, igual crees que no vale la pena, pero que no te engañen, “En busca del fuego”, precisamente por estas características y otras más vale muchísimo la pena.

“En busca del fuego” es una gran película que además tiene de todo: acción, humor, aventura, sexo y violencia, ¿quién dijo que las cosas eran fáciles en la prehistoria?

Poster de la película En Busca del FuegoLa única parte hablada en “En busca del fuego” es justo el principio donde a modo de introducción una voz en off nos cuenta que hace 80.000 años algunas tribús de humanos sabían utilizar el fuego pero no sabían crearlo, y por tanto, si lo perdían, era como perder lo más preciado que tenían, ya que les protegía de las bestias, les daba luz y calor y podían cocinar los alimentos. Una vez dicho esto, empieza “En busca del fuego”, presentándonos a una tribu prehistórica que vive en una caverna. Es de noche, y mientras uno de ellos (nada más y nada menos que Ron Perlman, el futuro Hellboy) hace guardia para proteger a la tribu y al fuego y se come una polilla, vemos como una manada de lobos ronda por allí, aunque el fuego les asusta. Por la mañana, los miembros de la tribú empiezan a despertar y comienza su rutina diaria: despiojarse mutuamente, ir a beber agua al rio, algún hombre persigue mujeres para perpetuar la especie… el típico día a día de la prehistoria, que ahora podemos ver gracias a “En busca del fuego”. Pero ocultos en el bosque una tribu de humanos más parecidos a monos acecha a nuestros protagonistas, y de hecho, les atacan salvajemente, y deben huir hacia un pantano cercano para escapar de los lobos después de haberse peleado a muerte con la tribu de hombres-mono. En su huida se llevan su bien más preciado, el fuego, pero como no son demasiado inteligentes el que lo lleva se mete con el fuego en el agua y ya sabemos que agua + fuego = desastre. Continúa leyendo En busca del fuego (1981). Aventuras en la prehistoria de la humanidad.