Acorralado (1982), la carta de presentación de John Rambo.

“Acorralado” fue la película en la que apareció por primera vez uno de los iconos de los años 80 por excelencia: John Rambo. Si señores, en “Acorralado”, Sylvester Stallone se convierte en el gran Rambo y aparece en escena por primera vez, y durante los 80 apareció en dos películas más (y 20 años más tarde, en 2008, en “John Rambo”, la cuarta película de la saga), y se puede decir que el personaje quedó integrado en la cultura popular y que además generó miles de películas que imitaban su estilo y al personaje, un veterano de Vietnam incapaz de adaptarse a la vida civil después de haber vivido un inferno como aquel.

En “Acorralado” Sylvester Stallone se pone por primera vez en la piel de John Rambo. No sería la última.

Un poster poco común de la película AcorraladoLa verdad es que hoy en día “Acorralado” no ha perdido nada de su frescura, y sigue siendo una película muy disfrutable, de acción pura y dura, pero a la vez con un mensaje claro en su argumento y con un estilo que definió la manera de hacer mucho del cine de acción que se hizo desde entonces. Volví a ver “Acorralado” hace apenas una semana y pensaba que habría quedado envejecida y obsoleta, pero para nada, sigue siendo 100% dinamita (o napalm, por aquello del Vietnam).

La historia de “Acorralado” no puede ser más simple: John Rambo (Sylvester Stallone), un veterano del Vietnam, va en busca de un viejo amigo de su unidad en una zona montañosa de los Estados Unidos. Cuando le comunican que su amigo ha muerto de cáncer contraido en Vietnam, deambula hasta llegar a un pueblo en el que el Sheriff local le intercepta y le invita a que no se quede allí, ya que gente de su calaña (sucio, sin afeitar y con el pelo largo) no es bien recibida. El Sheriff se ofrece a llevarle hacia el norte, y cuando deja a Rambo allí éste se da media vuelta y vuelve al pueblo buscando un lugar donde comer. El Sheriff le detiene y le lleva a comisaria, donde le fichan, le encierran y le hacen pasar bastante malos ratos a base de bañarle a manguerazo limpio y reducirle asfixiándole, por ejemplo. Mientras es humillado por los policias, Rambo tiene recuerdos de su estancia en Vietnam y de como fue torturado. Harto y cansado de que le humillen, Rambo estalla, les da una paliza a todos los policias que le rodean y se fuga de la comisaria, robando una moto hasta que llega a un frondoso bosque del norte, donde se esconde de los policias que le persiguen. El Sheriff local, obsesionado con encontrarle, pone en movimiento a todos sus agentes para que capturen a ese hombre, del que acaban de descubrir que es un ex boina verde condecorado en Vietnam y que ahora mismo está, como dice el título de la película, “Acorralado“.

Trailer original de la película “Acorralado” (en inglés, “First Blood”):

En este punto solo llevamos unos 20 minutos de “Acorralado“, y el resto de lo que nos queda es el juego del gato y el ratón con Rambo. Los policias y militares quieren capturarle y Rambo pone en práctica todo lo que sabe sobre lucha y tácticas de guerra para librarse de ellos y ridiculizarlos. Los policias se ven impotentes para darle caza, más aún cuando Rambo, armado con tan solo un cuchillo, es capaz de reducirlos a todos ocultándose entre la maleza y haciendo un par de trampas con sus manos. Los deja a todos malheridos pero vivos y pide por favor que le dejen en paz, que no ha hecho nada. Pero el Sheriff local no parece dispuesto a dejarlo correr.

La película tiene un ritmo frenético y consigue que sintamos la presión de Rambo, rodeado de personas que quieren darle caza a toda costa, como si fuera un animal.

Para rematar la faena, aparece el ejercito dispuesto a dar caza al boina verde loco, y entonces aparece el Coronel Trautman, ex jefe de Rambo, que se presenta allí no para salvar a Rambo de los que quieren darle caza sino para salvarles a ellos de Rambo.

Una de las frases más celebres de “Acorralado”, pronunciada por el el Coronel Trautman:

De principio a fin “Acorralado” tiene un ritmo muy rápido y agil, la verdad, y en ningún momento se hace ni aburrida ni lenta. Eso sí, diálogos en “Acorralado” hay pocos, porque a fin de cuentas lo que vemos en pantalla es un grupo de hombres intentando cazar a un hombre solo, pero el lenguaje visual de la película está muy bien llevado y todo queda claro y conciso, sin necesidad de palabras.

Acorralado” nos lanza además un doble mensaje: por un lado, el de los veteranos del Vietnam, que después de dejarse el culo por su pais son recibidos como asesinos y socialmente despreciados, algo que explica muy bien el propio Rambo en su charla final con el Coronel Trautman; por otro lado, lo que “Acorralado” nos cuenta también es como los egos personales y la sed de venganza solo conducen a generar violencia sin sentido, sin cuestionarse o no si eso es necesario.

Si algo me ha llamado la atención al volver a ver “Acorralado” es que Rambo no mata a nadie en toda la película y que el personaje inspira incluso cierta ternura y pena, a fin de cuentas solo es un pobre tipo que hizo lo que debía y al que todos han dejado de lado precisamente por eso, por hacer lo que había que hacer. Seguro que si no habeis visto “Acorralado” en mucho tiempo el subconsciente os dice que Rambo se carga a un montón de gente, pero la verdad es que el único muerto que hay ni siquiera puede atribuírsele a Rambo.

Algo que me ha sorprendido, y mucho, es este final alternativo de “Acorralado”, mucho más duro y apropiado que el original de la película, pero eso sí, menos rentable:

Lógicamente, quien decidiera tomo la decisión correcta comercialmente hablando, convirtiendo a las películas de Rambo en una de las franquicias más rentables de los 80 con dos títulos más.

Un comentario sobre “Acorralado (1982), la carta de presentación de John Rambo.”

  1. La verdad es que es una pelicula a la cual le tengo mucho cariño y ha sido de las pocas que he ido a verla dos veces al cine en su estreno,yo tenia 16 años y junto a alien,aliens el regreso y conan el barbaro son de las que mejor recuerdo de aquella epoca, con permiso de la jungla de cristal. Para mi es una obra maestra en su género y como bien dices con un mensaje muy profundo del cual se podria sacar muchas lecturas y bastante actual, la tengo en casa (la saga completa) y la visiono por lo menos una vez al año y me sigue encantando casi tanto como la primera vez, son el tipo de peliculas con las ya mencionadas antes que te acompaña toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>