Evasión o victoria (1981). Futbol, nazis, fugas, Pelé y Sylvester Stallone… todo esto en una sola película

“Evasión o Victoria” es una muy buena película dirigida por el también grande John Huston, aunque desde luego no de las mejores del director, que más tarde se animó también con una película sobre el mítico Pelé.

“Evasión o Victoria” es una película épica en la que, con un acierto increible, se mezclan fugas de campos de prisioneros, la segunda guerra mundial y el futbol… y encima está muy muy bien!

Poster de la pelicula Evasion o VictoriaSe trata de una película basada en un hecho real,auténtica epopeya a lo Homero. “Evasión o Victoria” tiene como protagonistas a unos ex-jugadores de fútbol del bando aliado, en pleno 1942, en la II Guerra Mundial, que, en la cruda situación de prisioneros del Tercer Reich en la ocupación Alemana de París, han de jugar un partido contra jugadores alemanes. Aunque al principio pensaban aprovechar el momento para intentar la huída, se quedan para jugar y ganar un partido que hinche la moral de sus compatriotas destruidos y reprimidos por el régimen invasor, de ahí el título de la película: “Evasión o Victoria”. Los protagonista son: Michael Cane, ese actor inglés elegante y distinguido, que en principio no pega mucho de jugador de fútbol, pero sin duda hace una buena interpretación; Sylvester Stallone, que interpreta a un portero peculiar, porque es americano e interpreta el futbol a ese estilo, entonces en la cresta de la ola de su popularidad y cuando todavía hacía papeles serios; y Max von Sidow en el papel de comandante alemán, quien fúe el reflexivo caballero de El Séptimo sello.

El final de “Evasión o Victoria” es especialmente emotivo, ¡casi pone los pelos de punta!. Durante el partido de fútbol entre Francia y Alemania,  justo a punto de llegar el final del partido, pitan un penalti a favor del equipo alemán Continúa leyendo Evasión o victoria (1981). Futbol, nazis, fugas, Pelé y Sylvester Stallone… todo esto en una sola película

Mad Max 2, el guerrero de la carretera (1981). Apocalipsis, polvo, cuero y gasolina en una sola película.

La trilogía de Mad Max es, sin duda, una de las trilogías más singulares de la historia del cine: películas sin mucho presupuesto (sobre todo las dos primeras), realizadas en un pais sin mucha tradición de exportar cine, como Australia, con un argumento más o menos underground, pero que resultan ser todo un éxito y crear un estilo propio.

Es una pena que no podamos hablar de “Mad Max”, la primera peli de la trilogía, porque es de 1979, pero sí que podemos hablar aquí de la segunda, “Mad Max 2, el guerrero de la carretera“, porque es de 1981. Esta película nació lógicamente al abrigo del éxito de la primera parte, protagonizada por un Mel Gibson al principio de su carrera, antes de embarcarse en grandes producciones hollywoodienses.

¿De qué trata “Mad Max 2, el guerrero de la carretera”?

Poster en inglés de la película Mad Max 2, el Guerrero de la CarreteraLa película empieza con un prólogo narrado por una voz en off que nos cuenta como la humanidad entró en una guerra mundial que destruyó la civilización tal y como la conocíamos y como Max, un policía, acabó conviertiéndose en Mad Max (vamos, que nos resume la primera película). La voz en off acaba su narración justo cuando empieza la película, con Max en su coche oxidado y polvoriento, acompañado por un perro y recorriendo áridas carreteras solitarias llenas de polvo y solo transitadas por pseudo-punks motorizados y vestidos a medio camino entre una tribu india y un  jugador de rugby. Tras un encuentro fugaz con unos motoristas y conseguir un poco de gasolina de un camión abandonado, el bien más preciado de este futuro apocalíptico, Max cae en una trampa cuando se dirige a un vehículo volador que parece abandonado en medio del desierto. Continúa leyendo Mad Max 2, el guerrero de la carretera (1981). Apocalipsis, polvo, cuero y gasolina en una sola película.

Batman (1989). Tim Burton y su visión del caballero oscuro en la primera gran película de superheroes.

Recuerdo que vi “Batman“, de Tim Burton, cuando se estreno en cines de una forma bastante accidental, ya que mi intención inicial era ver “Indiana Jones y la última cruzada”, pero habíamos ido a verla dos veces y siempre estaban las entradas agotadas (entradas del cine agotadas, que tiempos). No es que “Batman” me atrayera demasiado porque yo era, y soy, un fan de los comics de la Marvel, y al ser Batman un personaje de DC no era del todo de mi agrado.

Yo entré en el singular mundo de Tim Burton de la mano de su “Batman”. El estilo del director se nota especialmente en la ambientación de Gotham City.

El clasico poster de la pelicula Batman de 1989Aún así, fuí a ver “Batman” al cine, sorprendido de que hubiera entradas, y aquella película sobre el superhéroe de Gotham me cambió la vida en dos cosas fundamentales: fue la primera película de la que tuve una camiseta (la clásica, con el logo del murciélago, como el poster), y me descubrió el mundo de Tim Burton, al que le he sido fiel desde entonces.

Por si alguien no lo sabe, “Batman” nos cuenta la historia de una ciudad, Gotham City, en la que el crimen no hace más que crecer, hasta que aparece un justiciero enmascarado y disfrazado a semejanza de un murciélago que comienza a dar cuenta de los criminales a base de golpes y utilizando un buen arsenal de artefactos extraños. Paralelamente, uno de los capos de la mafia de la ciudad se ve traicionado por un hombre su confianza, al que ordena matar arrojándole a un deposito de líquidos tóxicos, pero el secuaz, Jack Napier, vuelve convertido en El Joker Continúa leyendo Batman (1989). Tim Burton y su visión del caballero oscuro en la primera gran película de superheroes.

La jungla de Cristal (1988). La primera película del encantador John McClane

En 1988 Bruce Willis era un actor conocido principalmente por su papel protagonista en la serie de TV “Luz de luna” y por haber hecho una comedia como “Cita a ciegas” junto a Kim Bassinger y bajo la dirección de Blake Edwards, pero su posición y su orientación como actor cambió radicalmente al hacer “La jungla de cristal” en 1988, donde se puso en la piel de John McClane, personaje que le dió fama mundial y le abrió las puertas del estrellato masivo, convirtiéndole en un cruce de heroe de acción y tio irónico y cabronazo. Para que os hagais una idea, la película costó unos 28 millones de dolares y genero 140 millones. Y además de consagrar a Bruce Willis, John McClane, su protagonista, se consagró como un personaje franquicia, protagonizando hasta la fecha 4 películas, incluyendo ésta, la primera.

En “La jungla de cristal” Bruce Willis se convirtió por primera vez en John McClane, ese policía irónico y cabroncete que le lanzó al megaestrellato.

Poster clásico de Jungla de CristalLa jungla de cristal” comienza mostrándonos como John McClane llega a la ciudad de Los Angeles procedente de Nueva York. Es un policía que viene a reunirse con su mujer en la fiesta de Navidad que se celebra en la empresa donde ésta trabaja, y cuya sede está en el Nakatomi Plaza, un edificio de oficinas que aún no está terminado (de ahí lo de “La jungla de cristal”, aunque el título original “Die Hard” es más traducible como “Duro de matar”). Nuestro amigo John se va para allá, a ver con qué se encuentra porque se nos da a entender que la relación son su mujer está muy deteriorada. Cuando llega, conoce a algunos compañeros de Holly, su mujer, y se encuentra con ella: charlan a solas en un baño mientras John se refresca, y empiezan a discutir… ella sale del baño porque la reclaman para dar un discurso en la fiesta, y es en ese momento cuando unos terroristas se apoderan del edificio. Continúa leyendo La jungla de Cristal (1988). La primera película del encantador John McClane

Terminator (1984), el cyborg que viaja en el tiempo y nos cambió la vida. La primera película de la saga

¿Pero hay alguien que no haya visto Terminator?. Si lo hay y tú eres uno de ellos, ya estás yendo a por una copia de esta película, un superclásico de culto que revoluciono la historia del cine de masas en muchos sentidos, por ejemplo, el protagonista es el malo, y además ni se reforma ni pretende hacerlo.

Poster de la pelicula Terminator, de 1984Pero empecemos por el principio. En 1984, James Cameron era un joven director de 30 años que tenía como experiencias dirigiendo el corto “Xenogenesis”, en 1978, y la horrorosa “Piraña 2: los vampiros del mar”, en 1981. En estas que en 1984 el amigo James salta a la fama absoluta por dirigir “Terminator“, una película aparentemente de serie B protagonizada por uno de los cachas ochenteros por excelencia, Arnold Schwarzenegger, hiperfamoso en aquellos años por haber protagonizado las dos entregas de Conan en el cine, “Conan el bárbaro” y “Conan el destructor”.

Terminator” cambiaría en poco tiempo las vidas de ambos y la de casi todos los que participaron en esta película violenta, futurista y dura, donde los buenos modos no tienen cabida y donde lo oscuro campa a sus anchas. Continúa leyendo Terminator (1984), el cyborg que viaja en el tiempo y nos cambió la vida. La primera película de la saga

Calles de fuego (1984). Rock & Roll, acción, secuestros, héroes, villanos… en una sola película, yeah!

“Calles de fuego” es una de esas películas que por su estética y tratamiento de la historia se te quedan grabadas en la retina y el tiempo se encarga de magnificar hasta el infinito y más allá. La recuerdas como lo que viste hace años y acaba convirtiéndose en una película idolatrada y venerada.

“Calles de fuego” es una historia de chico quiere a chica, chica es raptada por malo malísimo y chico lucha para liberarla, pero contada con el ritmo de un comic plasmado en película y con una estética brutal.

Poster de la pelicula de 1984 Calles de FuegoEn realidad la película cuanta una historia más vieja que la tos y que, a priori, no tiene nada de original. En “Calles de fuego” nos encontramos con una historia que no destaca por su originalidad. En medio de un panorama de desenfreno y rock & Roll, situado en una época indeterminada que parecen los años 50, la banda de los Moteros terroristas, capitaneada por el vicioso Raven Shaddock (Willem Dafoe), secuestra a la diva de la canción Ellen Aim (Diane Lane) en medio de una actuación en la ciudad. Ahora, sus esperanzas de ser rescatada descansan en unos héroes atípicos: el cazafortunas Tom Cody (Michael Paré) y su secuaz McCoy (Amy Madigan). Ambos, ayudados por el manager de Ellen (Rick Moranis), se introducen de lleno en un mundo de calles regadas por la lluvia, coches calientes, moteros vestidos de cuero y vinilo y asesinos mortales. A lo largo de la película veremos como nuestros héroes intentan rescatar a Ellen de las garras del malvado Raven. Como veis, lo que “Calles de fuego” persigue es entretenerte a base de acción, música y una escenografía tremenda… y vaya si lo consigue! Continúa leyendo Calles de fuego (1984). Rock & Roll, acción, secuestros, héroes, villanos… en una sola película, yeah!

Arma Letal (1987). Riggs y Murtough, esa extraña y atractiva pareja de policías de pelicula

En los años 80 se estilo mucho ese tipo de películas en las que una pareja de policías, generalmente muy distintos entre sí, se enfrentaban al crimen, al mal y a quien hiciera falta. Incluso este tipo de películas tienen su propio termino para definirlas, “buddy movies” (películas de colegas).

Y eso es “Arma Letal”, un espectáculo de acción con una pareja protagonista que hace de sus tremendas diferencias su virtud.

Poster de la película Arma LetalLa gracia de “Arma Letal”, es justo esa, la pareja de policías protagonista, en torno a los cuales se desarrolla todo. En esta película tenemos dos policías bien distintos unidos en una historia: Martin Riggs (Mel Gibson) es un policía de Los Angeles con tendencias suicidas, una máquina de matar registrado como un ‘arma letal’ en el departamento de policía. Es un tipo dificil de manejar, veterano de la guerra de Vietnam,  cuya personalidad, tras la muerte trágica de su mujer, está muy alterada y le lleva a cometer acciones sin considerar un momento su propia seguridad. Por contra, Murtaugh (Danny Glover) es el extremo opuesto, un policia formal, familiar, casado y con hijas, un tipo seguro, que necesita asegurar sus habilidades en el campo de tiro. Riggs, a quien no le importa nada en esta vida, se expone sin dudar a las balas de un francotirador enloquecido. Juntos deberán desmantelar una operación de contrabando de droga cuando su superior les obliga a trabajar juntos y acaban dando con una pista de un asunto que les llevará a enfrentarse con una banda de criminales profesionales en las que puede que incluso encuentren algún conocido o enlace con su pasado. Continúa leyendo Arma Letal (1987). Riggs y Murtough, esa extraña y atractiva pareja de policías de pelicula

El precio del poder (1983). Ese antihéroe llamado Tony Montana, alias Scarface

Creo que cuando pienso en “El precio del poder” siempre me vienen a la mente 3 secuencias: la de Tony Montana esposado en una ducha y viendo como un tio con una motosierra se dispone a cargárselo, la de cuando en su mansión le enseña a su esposa (Michelle Pfeiffer) el tigre que tienen en el jardín, y la famosa secuencia final del tiroteo a lo bestia.

El precio del poder (Scarface) nos descubrió a Tony Montana, un antiheroe en toda regla, en esta historia de mafia, poder, criminales y venganza

Imagen de un poster poco conocido de la pelicula El Precio del PoderDesde luego es una película con una capacidad de sorpresa e impacto visual de primer nivel, en la que la violencia se muestra muy crudamente y donde los personajes tienen un atractivo que hace que te olvides de que, en realidad, son auténtica escoria. Todo eso y algo más os encontrareis en “El precio del poder”.

La película nos cuenta la historia de Tony Montana (Al Pacino) y Manny Ray (Steven Bauer), dos presos cubanos a los que el régimen de Fidel Castro ha permitido exiliarse en los Estados Unidos. En la ciudad de Miami se integran en el clan del narcotraficante Frank López, organización en la que Montana asciende poco a poco hasta terminar enfrentándose a su propio jefe con el resultado que podemos imaginar. Continúa leyendo El precio del poder (1983). Ese antihéroe llamado Tony Montana, alias Scarface

Depredador (1987). Una película con Schwarzenegger, una jungla, un comando y un alienígena… hay que verla!

En “Depredador”, John McTiernan, su director, se saco de la manga un peliculón que cruza acción militar con ciencia ficción en parte gracias al musculoso y limitado técnicamente grupo de actores, encabezado por Arnold Schwarzenegger, en parte por la ambientación y sobre todo por la criatura, por el “Depredador” título de la película, y auténtico protagonista de la misma, con permiso del amigo Arnie.

“Depredador” es una película redonda, plagada de escenas míticas y que vió nacer a una criatura que daría mucho que hablar (y más películas)

Poster clásico de la película DepredadorLa historia que nos cuenta “Depredador” es, de inicio, más simple que el mecanismo de un chicle: un comando de mercenarios liderado por el carismático Dutch (Schwarzenegger) es contratado por la CIA para rescatar a unos pilotos apresados por la guerrilla en el típico pais de la selva centroamericana. La misión es un éxito (aunque únicamente consiguen rescatar a una chavala que hace de florero durante toda la película), y los mercenarios machacan a los locales (hasta aquí tenemos la típica película de guerra en jungla) pero durante el viaje de regreso se dan cuenta de que algo invisible está dándoles caza uno a uno. Ese algo resulta ser un cazador alienígena provisto de increibles habilidades y cacharrillos de caza varios que se queda con las calaveras de sus víctimas como trofeos. Desde aquí, la película vira a un estilo que cruza la ciencia ficción y la acción pura y dura. Los mercenarios deberán enfrentarse a semejante bestia con los pocos recursos que tienen… ¿conseguirán detenerle? Continúa leyendo Depredador (1987). Una película con Schwarzenegger, una jungla, un comando y un alienígena… hay que verla!

Cyborg (1989). Película futurista en plan Mad Max con Jean Claude Van Damme repartiendo lo suyo

Lo mejor de “Cyborg” es sin duda su absoluta falta de pretensiones y el ser un producto 100% pensado para consumirlo, disfrutarlo (o aborrecerlo) en el acto, y olvidarlo. A ver, aquí tenemos a Jean Claude Van Damme en un futuro apocalíptico repartiendo mamporros a diestro y siniestro con sus artes marciales en una historia más simple que el mecanismo de un botijo.

“Cyborg” es Van Damme en estado puro. Una película de entretenimiento, tortas, acción… pura serie B que bebe de otros clásicos ochenteros.

Poster de la película Cyborg, con Jean Claude Van DammeLa historia que nos cuenta “Cyborg” bebe directamente de muchos clásicos del cine ochentero y sobre todo de la saga “Mad Max” refrita con “Terminator” y algún toque de artes marciales made in Van Damme. La película nos cuenta que la Tierra está sumida en la destrucción y el apocalipsis por una plaga que se ha extendido entre la población, y en este furo apocalíptico América está sometida a una anarquía social donde el caos reina a sus anchas, con matones y personajes de todo tipo imponiendo su ley. Únicamente, la hermosa Pearl, mitad humana mitad robot, posee el conocimiento necesario para desarrollar una vacuna que pueda salvar el mundo de su situación actual. Pero Pearl es capturada por un grupo de piratas del futuro que pretenden apoderarse del antídoto y así dominar el mundo. Ahora, sólo el héroe Gibson (Jean Claude Van Damme) con su increíble habilidad para la lucha y el manejo de las armas, podrá rescatarla y salvar lo que queda de civilización enfrentándose a todo tipo de personajes… ¿o no? (currado el argumento y superoriginal, ¿eh?) Continúa leyendo Cyborg (1989). Película futurista en plan Mad Max con Jean Claude Van Damme repartiendo lo suyo