Bitelchus (1988). Más allá de la muerte hay un mundo extravagante dirigido por Tim Burton

Bitelchús, Bitelchús, Bitelchús! ¿Quien no ha sentido la tentación de pronunciar estas tres palabras al ver esta película?

Bitelchús es un clásico extraño y raro. Una película ochentera llena de fantasía, despropositos y cosas macabras… Tim Burton empezaba a forjar su reputación.

Poster de la película BitelchusY es que de la mano de Tim Burton nos sumergimos en un mundo bastante peculiar, oscuro y atractivo donde Adam y Barbara Maitland, unos pobres e inocentes recién casados, sufren un accidente de coche en el que mueren en el acto. Tal y como podemos esperar de una película dirigida por Burton, estos volverán de entre los muertos convertidos en unos majetes fantasmas, que deciden habitar su hogar de recién casados en busca del descanso eterno, pero con la mala suerte de que esta ya ha sido vendida a una curiosa y “moderna” familia con una excéntrica y gótica hija. Como arranque de película, la verdad es que el argumento no está nada mal, ¿no? Continúa leyendo Bitelchus (1988). Más allá de la muerte hay un mundo extravagante dirigido por Tim Burton

Están vivos (1988), la película en la que John Carpenter nos enseña como nos manipulan los alienígenas

Cuando John Carpenter firmó “La Cosa”, en 1982, ya se ganó el olimpo con tan solo esa película. Desde entonces siempre ha ofrecido cosas interesantes en sus pelis, aunque quizás no a ese nivel tan extraordinario, pero es un cineasta muy infravalorado, porque todas sus películas tienen cosas muy aprovechables. “Están vivos“, que rodó en 1988, es un claro ejemplo de eso. Una película “pequeña”, claramente una serie b muy intencionada, en la que Carpenter despelleja la doble moral de la sociedad actual en un cuento de ciencia-ficción y terror.

“Están vivos” es una película que nos enseña que todo lo que hacemos está controlado y dirigido por otros, ¿y quienes son esos “otros”?

Poster de Estan Vivos, la pelicula de John CarpenterEse es justo el punto más fuerte de “Están vivos“, el que a pesar de ser una película de terror de serie b el mensaje de fondo es un ataque frontal al sistema de vida actual, que nos hace comportarnos como borregos y obedecer y creer a pies juntillas los mensajes que otros nos envían y que nosotros creemos que son ciertos.

¿Y de qué va la película para poner esto en un contexto de terror? La historia de “Están vivos” nos cuenta como un obrero en paro, George (interpretado por el luchador de la WWF Roddy Piper, conocido como “El gaitero”), va buscando trabajo por un montón de sitios ya que está recien llegado a la ciudad y no tiene empleo. Vemos que el contexto es de crisis absoluta, con montonadas de parados y gente viviendo en la calle. Por suerte para George, al final encuentra trabajo en una obra de la construcción donde conoce a Frank (interpretado por Keith David, quien ya habia trabajado con Carpenter en “La Cosa” en el papel de Childs), quien le ayuda  a instalarse en un campamento callejero con otros trabajadores locales. Allí, George descubre una especia de clan secreto que fabrica gafas en una iglesia semiabandonada. Un día consigue una de esas gafas y se las pone, descubriendo desde entonces que el mundo no es como cree, Continúa leyendo Están vivos (1988), la película en la que John Carpenter nos enseña como nos manipulan los alienígenas

La jungla de Cristal (1988). La primera película del encantador John McClane

En 1988 Bruce Willis era un actor conocido principalmente por su papel protagonista en la serie de TV “Luz de luna” y por haber hecho una comedia como “Cita a ciegas” junto a Kim Bassinger y bajo la dirección de Blake Edwards, pero su posición y su orientación como actor cambió radicalmente al hacer “La jungla de cristal” en 1988, donde se puso en la piel de John McClane, personaje que le dió fama mundial y le abrió las puertas del estrellato masivo, convirtiéndole en un cruce de heroe de acción y tio irónico y cabronazo. Para que os hagais una idea, la película costó unos 28 millones de dolares y genero 140 millones. Y además de consagrar a Bruce Willis, John McClane, su protagonista, se consagró como un personaje franquicia, protagonizando hasta la fecha 4 películas, incluyendo ésta, la primera.

En “La jungla de cristal” Bruce Willis se convirtió por primera vez en John McClane, ese policía irónico y cabroncete que le lanzó al megaestrellato.

Poster clásico de Jungla de CristalLa jungla de cristal” comienza mostrándonos como John McClane llega a la ciudad de Los Angeles procedente de Nueva York. Es un policía que viene a reunirse con su mujer en la fiesta de Navidad que se celebra en la empresa donde ésta trabaja, y cuya sede está en el Nakatomi Plaza, un edificio de oficinas que aún no está terminado (de ahí lo de “La jungla de cristal”, aunque el título original “Die Hard” es más traducible como “Duro de matar”). Nuestro amigo John se va para allá, a ver con qué se encuentra porque se nos da a entender que la relación son su mujer está muy deteriorada. Cuando llega, conoce a algunos compañeros de Holly, su mujer, y se encuentra con ella: charlan a solas en un baño mientras John se refresca, y empiezan a discutir… ella sale del baño porque la reclaman para dar un discurso en la fiesta, y es en ese momento cuando unos terroristas se apoderan del edificio. Continúa leyendo La jungla de Cristal (1988). La primera película del encantador John McClane

Rain Man (1988). Dos hermanos, uno de ellos autista, Las Vegas y una historia de reencuentros en una brillante película

Cuando uno va a ver “Rain Man” no sabe muy bien que se va a encontrar, porque el argumento, la historia y los personajes no son desde luego los de una película de acción o comedia. Nos encontramos ante una película imprescindible y muy personal.

“Rain Man” es una película dramática, pero salpicada de humor, de situaciones curiosas y envuelta en un formato road movie.

Poster de la pelicula Rain Man, con Dustin Hoffman y Tom CruiseLa historia trata de la relación entre los hermanos Babbitt, dos personas muy diferentes. Por un lado está Raymond (Dustin Hoffman), un autista recluido en una institución médica, con una inteligencia limitada en algunos aspectos y prodigiosa en otros. A la muerte del padre de ambos, el otro hermano, Charlie (Tom Cruise), sacará a su familiar del sanatorio, para poder recibir la mitad de la herencia, que su difunto padre ha entregado entera a Raymond. Su relación tras esos años ha sido prácticamente nula y tendrán que aprender a conocerse de nuevo, rememorando a veces recuerdos dolorosos. En cuanto a los personajes, podríamos decir que “Rain Man” es una de las mejores películas en las que ver a Tom Cruise, joven, guapo y encantador como un día fué. Interpreta a la perfección ese papel tan suyo de chico 10, pero en este casi tambien es un personaje bastante implacable, frío y egoista. En cuanto a Dustin Hoffman, borda su papel en la película, resultando muy creible hasta en su forma de andar, pero sobre todo consigue que primero nos identifiquemos con él, y después, querer ser amigo suyo. Incluso dicen que esta interpretación causo a Hoffman problemas psicológicos y necesitó ayuda profesional para recuperarse. Continúa leyendo Rain Man (1988). Dos hermanos, uno de ellos autista, Las Vegas y una historia de reencuentros en una brillante película

Los gemelos golpean dos veces (1988). Arnold Schwarzenegger se pone a hacer comedias.

No cabe duda de que los 80 fueron la época dorada de Arnold Schwarzenegger. El tio facturó de un plumazo un montón de taquillazos como “Conan el Bárbaro”, “Predator”, “Terminator” o “Perseguido”, hasta que a Schwarzenegger le dió por creerse actor, pensar que podía hacer reir y meterse a hacer comedias, la primera de las cuales fue “Los gemelos golpean dos veces“.

En “Los gemelos golpean dos veces” Schwarzenegger decidió que quería ser actor de verdad, en películas de verdad, ¿cómo?, pues haciendo comedias.

Poster de la película Los Gemelos Golpean Dos VecesLo peor es que la jugada le salió bien a Schwarzenegger, ahí es nada. El tio hace “Los gemelos golpean dos veces“, una comedia, se pone a “actuar” y encima triunfa a lo bestia en todo el mundo. Claro, el tio tenía a Danny DeVito cubriéndole las espaldas, que él si sabe actuar y sí sabe hacer comedia, y eso se notó. Encima, “Los gemelos golpean dos veces” es entretenida y te ríes, y esto significo el principio del fin de la carrera de Schwarzenegger, porque el tipo pensó que sabía actuar, y le dió por meterse a hacer comedias familiares, a cual más infecta y aburrida. De la galería de horrores de comedias que hizo Schwarzenegger precisamente solo se salva esta, “Los gemelos golpean dos veces”, porque las demas (”Junior”, “Poli de guardería”, etc) son sencillamente Continúa leyendo Los gemelos golpean dos veces (1988). Arnold Schwarzenegger se pone a hacer comedias.